Antonio Banderas deja los asuntos de política a Penélope Cruz y Javier Bardem

Aunque los tres han logrado lo imposible -triunfar en la meca del cine siendo un actor extranjero- el perfil público de Antonio Banderas no podría ser más diferente del de sus compatriotas Penélope Cruz y Javier Bardem, ya que el malagueño siempre ha preferido mantenerse lo más alejado posible de temas políticos para evitar verse envuelto en polémicas, tal como le sucedió al matrimonio Bardem después de que hicieran público su rechazo frontal a las operaciones militares del ejército israelí en Gaza al firmar la carta 'Comunicado de la Cultura contra el Genocidio Palestino'.

"Tengo un perfil discreto y más todavía en un asunto así. Prefiero no pronunciarme porque es algo muy, muy complicado. En mi caso, considero que lo mejor es mantenerme callado y no manifestar una opinión sobre un conflicto histórico que no comprendo en su totalidad", declaró el intérprete al periódico 20 minutos.

Pero el hecho de que nunca haya querido involucrarse en temas políticos no ha impedido que Antonio se convierta en uno de los mayores representantes de la comunidad hispana en la meca del cine -una de las razones valoradas por la academia del cine español para otorgarle el Goya honorífico-, en especial a la hora de romper estereotipos con sus películas.

"Fui uno de los primeros actores hispanos en Hollywood que interpretaba al héroe. Y estoy muy orgulloso de ello. Aún recuerdo el cosquilleo en el estómago que sentía al interpretar al Zorro cuando el malo de la película era un tipo rubio de ojos azules. El caso de 'El gato con botas' es incluso más importante, porque su público lo forman los niños. Que el protagonista tenga acento es todo un logro, un paso enorme. Son ejemplos que rompieron todos los pensamientos anticuados y los estereotipos", añadió.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes