Antonio Resines se encuentra mejor que nunca tras su operación de cadera

Tras dos años y medio de dolores constantes y la necesidad de recurrir a unas muletas para poder moverse con relativa normalidad, el actor Antonio Resines demostró ayer lunes, a su llegada a la ceremonia de entrega de los premios Fotogramas de Plata, que sus problemas físicos son definitivamente cosa del pasado gracias a la intervención quirúrgica a la que se sometió a finales del año pasado: un "cambio de cadera", como lo ha definido el propio intérprete.

Visiblemente animado y tan dicharachero como siempre, el artista cántabro comentó a los reporteros allí presentes que los dos meses de postoperatorio y rehabilitación habían sido francamente duros, pero que sin duda han merecido la pena ahora que se ha librado para siempre de las molestias y el sufrimiento que le acompañaron durante una larga temporada, así como del "mal humor" que de ellos se deriva.

"Mi pierna va magníficamente, de verdad. Os lo recomiendo. Se pasa muy mal durante un par de meses. Pero es que no hay otra solución para el dolor de huesos que un cambio de cadera, y estoy encantado. La operación es gorda y muy delicada, así que los dos primeros meses son complicados. Pero luego hay un día que, no sé qué pasa, el dolor desaparece y es una maravilla", aseguró satisfecho a su paso por la alfombra roja del evento.

Fue el pasado mes de septiembre cuando el reputado intérprete reveló con detalle, durante una de sus apariciones recurrentes en el programa nocturno 'La Resistencia', los entresijos del procedimiento al que se sometería días más tarde para corregir tales anomalías y despedirse de una vez por todas de semejante calvario, el cual le obligó incluso a retirarse de una obra de teatro que protagonizaba por entonces junto a Concha Velasco."Me tienen que poner una prótesis en la cadera porque se me ha estropeado por una artrosis. No te la cambian entera, te cambian un trozo del fémur que se ensarta en la pelvis", explicaba al presentador del espacio, David Broncano, antes de hacer referencia a las numerosas batallas que había tenido que librar su maltrecha pierna izquierda.

"Tengo la pierna izquierda muy mal. Tengo una cantidad de operaciones... Tengo clavos, placas, brocas rotas dentro de los huesos, de todo", apuntaba.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes