Ariel Winter abandona sus estudios universitarios

A finales del pasado mes de septiembre, Ariel Winter -una de las jóvenes protagonistas de 'Modern Family'- cumplía su gran sueño al empezar sus estudios de Ciencias Políticas en la Universidad de California, Los Ángeles. Sin embargo, tal y como ha anunciado ahora ella misma, finalmente ha tenido que aparcar temporalmente su etapa universitaria para centrarse en la última temporada de la serie que le ha dado la fama.

"Me encanta UCLA, de verdad que sí, pero por el momento estoy tomándome un descanso para poder seguir evolucionando en mi carrera y a un mismo tiempo intentar tener una vida porque hasta ahora había estado muy ocupada. Y eso es todo", explica en declaraciones a Entertainment Tonight. La intérprete ya se vio obligada a posponer un año su desembarco en la facultad debido a sus compromisos profesionales con la exitosa ficción televisiva, que resultaban incompatibles con un horario de estudiante.

Pese a ese retraso en sus planes, la guapa morena siempre tuvo muy claro que continuar con su formación académica era una prioridad por encima incluso de su carrera profesional: Ariel comenzó a actuar siendo apenas una niña por decisión no suya, sino de su madre, con quien a día de hoy no mantiene ningún tipo de contacto, como ha explicado en numerosas ocasiones, y aunque disfrute a fondo con su actual papel de Alex Dunphy, la realidad es que ponerse frente a las cámaras nunca fue su gran sueño.

"Sigo pensando que la educación es muy importante y me encanta ir a clases. Me encanta aprender y seguiré haciéndolo", asegura ahora, antes de pasar a comentar en qué proyectos le gustaría embarcarse tras el final de 'Modern Family'.

"En realidad me interesa cualquier oferta con la que me identifique o me parezca oportuna, que se un nuevo personaje que no haya hecho antes. Estoy abierta. Me gusta hacer y probar cosas distintas, así que en mi caso ya veremos qué sucede".A lo que no ha hecho mención la actriz es si el acoso que denunciaba sufrir a diario, tanto de camino a clase como cuando acudía al supermercado con su chico, ha sido un factor de peso también en su decisión.

"Bueno, los paparazzi han conseguido arruinar con éxito mi primer día de clases. Gracias", escribía con mucho sarcasmo y claramente enfadada en su perfil de Twitter en septiembre, después de que unas imágenes suyas llegando al centro de UCLA ataviada con una ajustada camiseta blanca y sus pantalones vaqueros extra cortos favoritos acabaran siendo analizadas en las redes sociales para juzgar lo apropiado o no de su atuendo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes