Ariel Winter es "horrible" en su papel de ama de casa

La actriz Ariel Winter no solo puede presumir a sus 19 años de ser una de las intérpretes más reconocidas y admiradas de la televisión gracias a sus casi 10 años de trabajo en 'Modern Family', sino también de haber dejado su impronta en las nuevas generaciones con su defensa a ultranza de la libertad individual de las mujeres y sus alegatos sobre la necesidad de cultivar el amor propio.

Sin embargo, como ella misma ha reconocido ahora, hay un ámbito de su día a día con el que no termina de sentirse cómoda y del que todavía le queda mucho por aprender, que no es otro que el conforman todas aquellas labores que definen su vida doméstica y que, por lo general, acaban recayendo en manos de su chico.

"Soy la 'esposa' más horrible que un chico podría tener. Mi novio y yo vivimos juntos desde hace un tiempo, y es él quien se dedica a cocinar, básicamente porque yo no soy capaz de hacerlo. Él se encarga de cualquier tarea que requiera un mínimo de ingenio, porque se le dan fenomenal y lo hace de muy buen agrado. Yo de vez en cuando horneo, como mucho puedo preparar una tarta, de calabaza y manzana, de hecho las hice el otro día y me quedaron... Bueno, comestibles", bromeó en el programa nocturno de Jimmy Kimmel.

Aunque la intérprete que da vida a la estudiosa y responsable Alex Dunphy en la famosa comedia no tiene intención alguna de abandonar su carrera artística una vez que la serie llegue a su fin, lo cierto es que al mismo tiempo es consciente de que tendrá que reducir sensiblemente su ritmo de trabajo en los próximos años para poder concluir exitosamente los estudios de ciencias políticas que se dispone a iniciar ahora en la Universidad de Los Ángeles.

"Jamás dejaría la actuación para siempre, ya que me encanta ser actriz y creo que es una vocación genial. Pero también es verdad que necesito formarme y desarrollar otras cualidades. No tengo experiencia laboral alguna y creo que si cuento con un plan alternativo al que recurrir en caso de que las cosas no salgan bien, estaré mucho más tranquila", aseguró sobre sus aspiraciones académicas.

Además de estar muy ocupada con la grabación de los próximos capítulos de su serie y con los planes sobre su futuro universitario, Ariel también ha dedicado una parte importante de su tiempo en las últimas semanas a acallar a todos esos entrometidos que no tenían nada mejor que hacer que criticar constantemente sus elecciones de vestuario.

"¿Por qué narices le debería importar a la gente si no me vestí lo suficientemente informal para un panel [en el que los protagonistas adelantaban algunos detalles de los nuevos capítulos]? ¿Por qué debo comportarme como los demás? ¿Por qué la gente no puede dejar que los demás se sientan a gusto consigo mismos y hagan lo que les venga en gana? Poneos los que queráis, gente, lo importante es que os sintáis bien con vosotros mismos. Y yo lo hago. Nunca permitáis que la gente defina quiénes sois y cómo os expresáis. Fin de la bronca", se desahogaba la joven en su perfil de Instagram a principios de esta semana.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes