Armie Hammer casi se pierder los Óscar por una inoportuna enfermedad

Aunque el actor Armie Hammer hizo acto de presencia en la alfombra roja de la ceremonia de entrega de los premios Óscar proyectando la misma elegancia, el sentido del humor y esa sonrisa de galán del Hollywood clásico que tanto le han venido definiendo en sus apariciones públicas, lo cierto es que solo unas horas antes el protagonista de 'Call Me By Your Name' prácticamente no podía moverse al estar conectado a un gotero con el que acelerar su proceso de recuperación tras ser víctima de una inoportuna enfermedad.

"Los preparativos para los Óscar han tomado un rumbo algo extraño... Gracias Elizabeth Chambers por cuidar tan bien de mí", escribía el artista en su perfil de Instagram para mostrar públicamente la gratitud que siente hacia su esposa y, sobre todo, para compartir con sus seguidores una prueba del llamativo tratamiento al que se estaba sometiendo.

Puede que los efectos del bache de salud que ha atravesado estos días el guapo intérprete fueran difíciles de apreciar a su llegada al Teatro Dolby, donde posó como si nada junto a su adorada esposa y también con su compañero de reparto en la aclamada cinta de Luca Guadagnino -el nominado Timothée Chalamet-, pero para poder aparecer ante las cámaras tan espléndido como siempre, Armie tuvo que sacrificar su participación en la gala de los Independent Spirit Awards que se celebró un día antes en Los Ángeles.

"Estoy demasiado enfermo como para poder ir a los Indie Spirit Awards, pero gracias a Elizabeth Chambers puedo brindar por todos vosotros con Pedialyte [un medicamento para prevenir la deshidratación] y un poco de sopa de pollo. ¡A por esos premios!", publicaba el día antes para animar a todo el equipo de su largometraje y para informar a su público sobre las razones de su ausencia en la ceremonia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes