Ashley Graham cree firmemente que no sería famosa si fuera latina o afroamericana

Aunque a lo largo de su carrera Ashley Graham ha roto muchas barreras, siendo una de las pocos modelos en aparecer en la portada de Vogue sin necesidad de una figura apta para tallas de muestra, lo cierto es que ella no se engaña acerca del gran camino que aún queda por recorrer hasta que las pasarelas y los medios ofrezcan una representación realista de la población femenina y su diversidad. Sin ir más lejos, la maniquí está convencida de que ser blanca le ha hecho encontrarse con muchos menos obstáculos que sus compañeras de otras razas.

"Sé que estoy en este pedestal debido al privilegio del que gozo por ser blanca. Es una locura que en esta industria nunca se vean mujeres negras o latinas. Es algo de lo que no puedo no hablar. Quiero quitarme el sombrero ante esas mujeres porque son las que me han allanado el camino", asegura Ashley en una entrevista a New York magazine.

Pese a que encabeza lo que se ha conocido como la revolución de las 'tallas grandes', que por fin parecen haber encontrado un hueco en las Semanas de la Moda, ese término siempre ha molestado profundamente a su representante por excelencia porque le recuerda todas las veces en que no ha encontrado quién la vistiera para un evento o ha perdido un trabajo por no ser sencillamente más delgada.

"¿Talla grande? Eso es algo que siempre me han dicho, que no soy lo suficientemente buena porque uso una talla grande", lamenta, antes de añadir: "Pero bueno, tampoco estoy aquí para que borren esa palabra del diccionario. Sé que hay muchas mujeres a las que les encanta y la usan con orgullo".

Lo irónico de todo este asunto es, en su opinión, que mientras otras modelos viven bajo la tiranía de la báscula, ella experimenta justamente la misma situación pero al revés, ya que cualquier ligero cambio en su silueta es interpretado como una rendición a los cánones de belleza tradicionales y una traición a sus orígenes."Es una mi**da, es cierto, porque el resto del mundo piensa que es mi talla lo que me ha hecho famosa", lamenta Ashley sobre los dobles estándares que siguen existiendo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes