Ashley Graham piensa en su pastor cuando publica una foto sexy en Instagram

Cada vez que la modelo Ashley Graham publica una nueva fotografía presumiendo de su figura en las redes sociales, generalmente con el objetivo de promocionar su línea de ropa interior o de trajes de baño aptos para todas las tallas, siempre tiene presente en un segundo plano que tanto su pastor como muchas otras personas de su congregación la siguen en Instagram. Y ese es el criterio que emplea para diferenciar cuándo una imagen cruza la línea de lo provocativo y pasa a ser directamente vulgar, planteándose al mismo tiempo si le avergonzaría o no que esas personas la vieran.

Link in bio 🌟 Sizes 36-44, C-H 🌟 #ashleygrahamlingerie

Una publicación compartida por A S H L E Y G R A H A M (@theashleygraham) el 10 de Oct de 2017 a la(s) 1:49 PDT

"Cuando estoy posando en lencería o para publicaciones como Sports Illustrated, soy muy consciente de que mi pastor me sigue en Instagram. La cuestión es que deberías ser siempre la misma persona, desde el momento en que te levantas de la cama hasta cuando te acuestas", ha explicado la intérprete a la edición británica de la revista ELLE.


La fe de la maniquí siempre ha sido un factor fundamental en su vida -de hecho, incluso conoció a su marido en la iglesia-, aunque durante sus primeros años en el mundo de la moda en Nueva York se olvidó en gran parte de sus ideales cristianos, hasta que se dio cuenta de que los necesitaba más que nunca para sobrevivir en la gran ciudad. "Yo provengo de un entorno muy religioso, y cuando me mudé a Nueva York me alejé de Dios. Pero entonces me di cuenta de que viviendo aquí, necesitas algo que te ayude a mantener los pies en la tierra o te volverás loco", ha recordado.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes