Ashley Judd revela en sus memorias que sufrió abusos sexuales

ETIQUETAS

Los Ángeles, EU ( EFE). La actriz estadounidense Ashley Judd revela en sus memorias, "All That Is Bitter & Sweet", a la venta en EU desde hoy, que sufrió abusos sexuales siendo niña y que creció en un entorno donde el uso de drogas era algo habitual.

El portal RadarOnline.com publica hoy unos extractos del libro en los que se profundiza sobre la problemática infancia de la intérprete, protagonista de títulos como "Heat" (1995), "Kiss the Girls" (1997) o "Double Jeopardy" (1999).

"Un hombre mayor al que todos conocíamos en la familia me llevó a una esquina oscura y vacía de una pizzería y me ofrecía una moneda de 25 centavos para jugar a las 'maquinitas' si me sentaba en su regazo", explicó la actriz.

"Abrió sus brazos, yo me senté sobre él y me sorprendió cuando de repente me abrazó, me empezó a manosear y restregaba su boca con la mía, metiendo su lengua en mi boca", añadió.

Judd, de 42 años, comentó además que en su hogar "siempre había marihuana" y que su padre era un ávido consumidor de alucinógenos los sábados por la noche.

Asimismo explicó las mentiras familiares con las que creció siendo una niña.

"Mi madre, mientras se transformaba en la leyenda del country Naomi Judd, creó un mito al respecto de los orígenes de los Judd que no concordaba con mi realidad. Tanto ella como mi hermana (Wynonna) han dicho en ocasiones que nuestra familia era divertida a pesar de ser disfuncional", escribe la actriz en el libro..

"Yo me preguntaba quién se lo estaba pasando bien. ¿Qué me estaba perdiendo?", continua Judd.

La actriz además reveló que su madre le hizo creer a su padre, Michael Ciminella, que Wynnona era también fruto de su relación, cuando en realidad lo era de otro hombre, Charlie Jordan, quien no quiso saber nada de su hija cuando supo del embarazo de Naomi.

Sus padres se divorciaron y la cantante trajo al hogar a un hombre que, en palabras de la actriz, era "un abusador adicto por completo a la heroína y con un pasado criminal".

"Me enseñaron que ese estilo de vida era el normal y me educaron de forma que no podía cuestionarlo ni quejarme al respecto", afirmó la intérprete.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada