Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood investiga denuncia de Brendan Fraser

Las preocupantes acusaciones realizadas esta semana por el actor Brendan Fraser contra el expresidente de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood no han tardado en recibir una respuesta por parte de la organización, que ya ha anunciado su intención de abrir una investigación con la que aclarar si Philip Berk se propasó o no con la estrella durante un almuerzo celebrado en el hotel Beverly Hills en el año 2003.

A pesar de que desde la asociación insisten en que en aquel entonces nadie se puso en contacto con ellos para denunciar lo sucedido y, por tanto, no podían estar al corriente de si había habido algún tipo de comportamiento inapropiado por parte de Berk, han prometido de todas formas que profundizarán a fondo en tan desagradable asunto.

"La HFPA [sus siglas en inglés] se ha posicionado firmemente en contra del acoso sexual y del tipo de comportamiento que se describe en ese artículo", arranca el comunicado que han difundido para salir al paso de la controvertida entrevista que Brendan Fraiser ha concedido a GQ y en la que asegura que su supuesto agresor le "agarró una nalga y le acarició el perineo".

"A lo largo de los años hemos construido una relación de trabajo muy positiva con Brendan, que incluyen su participación en el anuncio de los nominados a los Globos de Oro, asistir a la gala o participar en nuestras conferencias de prensa. Su historia aporta una nueva información que la HFPA desconocía y actualmente estamos estudiando todos los detalles en torno al incidente".Estas declaraciones, que retratan al intérprete como alguien muy apreciado por todos los miembros de la mencionada asociación, contrastan notablemente con el mensaje enviado por el propio Philip Berk -que aún forma parte de la HFPA-, en el que además de proclamar su inocencia y asegurar que todo el relato era "una fabricación", daba a entender que el protagonista de 'La Momia' y 'George de la Jungla' solo estaba tratando de recuperar la notoriedad perdida hace tiempo.

"Lo siento mucho, pero su decadencia profesional no es culpa nuestra", concluía en la misiva que ha facilitado a los medios y en el que reconocía haberse disculpado hacía ya tiempo con Brendan cuando este así se lo exigió por los efectos tan negativos que su encuentro pudiera haber tenido en el estado emocional del segundo, pero haciendo hincapié en que eso no significaba que admitiera haberse comportado de forma inapropiada.Por su parte, Brendan ha afirmado que la supuesta agresión le marcó de por vida y afectó a su carrera profesional: "Estuve muy deprimido, como si me hubieran lanzado un cubo de pintura invisible. Y tampoco quería que ese incidente se convirtiera en parte de mi narrativa o me afectara en otros planos de la vida. Me sentía miserable y me culpaba a mí mismo de lo ocurrido".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes