Autopsia: Richardson murió de una lesión cerebral

NUEVA YORK (AP). La actriz británica Natasha Richardson murió de una lesión cerebral tras caerse en una pista de esquí, se halló hoy jueves en una autopsia.

La causa de muerte fue un hematoma epidural (hemorragia entre el cráneo y el cerebro), dijo Ellen Borakove, una vocera de la medicatura forense de la ciudad de Nueva York. Richardson no llevaba puesto un casco y su muerte fue considerada un accidente.

Un hematoma epidural es a menudo ocasionado por una fractura del cráneo. La hemorragia ocasiona un coágulo de sangre que causa presión al cerebro. Esa presión puede llevar al cerebro a presionar el tronco encefálico que controla la respiración y otras funciones vitales, ocasionando un coma o la muerte. Con frecuencia, los cirujanos cortan parte del cráneo para dar espacio al cerebro inflamado.

Richardson, de 45 años, murió el miércoles en el hospital Lenox Hill de Manhattan tras caerse en el resort Mont Tremblant de Quebec el lunes. Descendiente de una de las dinastías actorales más grandes de Gran Bretaña, incluida su madre, Vanessa Redgrave, Richardson era conocida por trabajos en obras como "Cabaret" y "Anna Christie" y películas como "Patty Hearst" y "The Handmaid's Tale".

El duelo continuaba el jueves, cuando los teatros de Broadway atenuarían sus lucen en honor a Richardson y sus colegas le rendían tributo.

"Resulta difícil creer que esta mujer talentosa, valiente, tenaz y maravillosa se haya ido", expresó Sam Mendes, quien produjo la reposición del musical de Broadway "Cabaret" por la que Richardson recibió un premio Tony.

Los letreros teatrales se apagarían durante un minuto a las 8 p.m., hora en que tradicionalmente comienzan los espectáculos de la noche.

Richardson ofreció algunas actuaciones memorables en el teatro: Sally Bowles en "Cabaret", Blanche DuBois en "A Streetcar Named Desire" y el personaje principal en la obra de Eugene O'Neill "Anna Christie", en una reposición de 1993 en la que trabajó con su futuro esposo Liam Neeson. (La pareja tuvo dos hijos: Micheal, de 13 años, y Daniel, de 12).

"La comunidad de Broadway está indignada y profundamente entristecida por la trágica pérdida de una de nuestras mejores actrices jóvenes, Natasha Richardson. Su linaje teatral es legendario, pero su propio talento singular brillaba memorablemente en cualquier escenario en el que aparecía", dijo Charlotte St. Martin, directora ejecutiva de The Broadway League, organización comercial para teatros y productores de Broadway.

La espeluznante muerte de Richardson realzo el debate sobre la seguridad de esquiar. Quebec, por ejemplo, está considerando hacer obligatorio el uso de cascos en las pistas. Jean-Pascal Bernier, un vocero de la ministra de deportes de Quebec Michelle Courchesne, dijo el jueves que la muerte de Richardson en un centro vacacional de Quebec ha vigorizado los planes, que dice que se habían discutido.

Bernier indicó que la ministra se reunió con médicos de emergencia esta semana y que se reunirá con propietarios y operadores de pistas de esquí en Quebec en las próximas semanas.

Los doctores de emergencias de la provincia solicitaron el uso obligatorio de cascos hace tres semanas.

Yves Coderre, director de operaciones de servicios de emergencia de la compañía que despachó paramédicos al resort Mont Tremblant donde Richardson sufrió la caída, dijo el miércoles al diario The Globe and Mail que a los paramédicos les dijeron que no los necesitaban.

"Nunca vieron a la paciente", lamentó Coderre al The Globe and Mail. "Se fueron".

Coderre declaró que más tarde llamaron otra ambulancia al lujoso hotel de Richardson. A ese punto, su condición había empeorado y fue llevada de inmediato al hospital.

Richardson dijo sentirse bien tras su caída pero reportó malestar y se quejó de dolor de cabeza una hora después. Los médicos dicen que a veces los pacientes con lesiones cerebrales tienen lo que se llama un "intervalo de lucidez" en el que actúan normalmente por una hora o más mientras el cerebro se inflama y sangra lenta y silenciosamente.

Los síntomas _dolor de cabeza, pérdida de la consciencia, vómitos, problemas de la vista, el habla o movimiento; confusión, drenaje de un fluido traslúcido por la nariz o la boca_ se manifiestan cuando el cerebro ya tiene suficiente presión.

Una cirugía de emergencia es a menudo necesaria para drenar la sangre o retirar el coágulo.

"Esta es una condición muy tratable si uno está al tanto del problema y el paciente es rápidamente trasladado a un hospital", dijo el doctor Keith Siller, del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York. "Pero hay muy poco tiempo para corregirlo".

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada