Aventura pone a bailar a Puerto Rico

SAN JUAN (AP). Quien duda del arraigo que ha cobrado la bachata entre los boricuas tuvo que haber visto al grupo Aventura en el Coliseo de Puerto Rico para poner fin a su incredulidad.

La agrupación neoyorquina de origen dominicano debutó la noche del jueves con su gira "The Kings, Live" en un espectáculo que incluyó sobre una veintena de canciones con las que hicieron alarde de por qué se les conoce como "los reyes de la bachata moderna".

Sólo bastó que Romeo, Henry, Mikey y Lenny aparecieran en el escenario para que los cerca de 15.000 fanáticos que llenaron el principal recinto de esta isla gritaran hasta la euforia y saltaran de sus sillas para entregarse al baile.

"¡Buenas noches, Puerto Rico! Llegué a mi otra casa, les juro que esto es personal, muy, muy personal para mí. Yo creo que el 50% de esta gente es familia mía", exclamó al inicio del espectáculo Anthony Santos, popularmente conocido como Romeo, e hijo de una puertorriqueña y un dominicano.

"Necesito sentir los boricuas esta noche. Necesito sentir los dominicanos esta noche", añadió de inmediato.

El recorrido musical del grupo creado en 1999 en el condado neoyorquino del Bronx comenzó con "Los infieles" y dio paso a temas como "Angelito", "Hermanita" y "El perdedor", que actualmente goza de popularidad en las ondas radiales puertorriqueñas.

El público era una gran masa que se tambaleaba de un lado a otro contoneándose con los melodiosos acordes de la guitarra de Lenny, y no faltaron las parejas que improvisaron una pista de baile en cualquier esquina disponible para someterse al contagioso ritmo.

Cuando parecía que el entusiasmo no podía aumentar más, la bachata cedió momentáneamente el protagonismo al reggaetón y aparecieron en el escenario los boricuas Wisín & Yandel para interpretar junto a Aventura su éxito "Noche de sexo".

La interacción del cuarteto con el público fue una constante a lo largo del espectáculo, que se extendió por poco más de dos horas, y Romeo no perdió ninguna oportunidad en ese tiempo para dar muestras de su sensualidad moviéndose sugestivamente entre canción y canción.

Al interpretar "Ella y yo", que el grupo popularizó con el reggaetonero boricua Don Omar, Romeo ideó un concurso en el que quien pudiera acompañarlo sin equivocarse en la letra se llevaría una guitarra. Después de cinco intentos fallidos, un joven puertorriqueño que improvisó junto al cantante del grupo sensuales movimientos cargó con el premio.

El concierto cerró casi a la medianoche con los temas "Un beso" y "Corazoncito", a juzgar por la reacción del público uno de los favoritos de los locales.

Este fue el primero de cinco conciertos que, a casa llena, presentará en la isla Aventura, que rompió el récord de más funciones vendidas en el Coliseo de Puerto Rico.

Si la bachata llegó para quedarse eso está aún por verse, pero lo que sí quedó demostrado es que el ritmo de la vecina República Dominicana ha comenzado a reclamar con éxito su espacio en el competitivo mercado musical puertorriqueño.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada