Barry Manilow nunca soñó con actuar sobre un escenario

El cantante Barry Manilow lleva cerca de 50 años haciendo gala de su talento y energía sobre los escenarios de todo el mundo gracias a éxitos tan legendarios como 'Mandy' o 'Copacabana', por lo que resulta bastante sorprendente que haya tardado tanto tiempo en revelar públicamente que nunca le interesó triunfar como vocalista y que su verdadera meta profesional era la de consagrarse como compositor.

"La verdad es que todo este mundo era muy emocionante cuando comencé. Yo solo quería tocar el piano, nunca me propuse cantar o actuar en directo. Siempre pensé en mí mismo como la persona perfecta para estar entre bambalinas, componiendo las letras, la música y haciendo los arreglos. De hecho, estudié para todo eso. Además, en esa época estaban de moda los autores, gente como Carole King. Mi sueño era ver cómo otros cantantes interpretaban mis temas, pero acabé firmando mi propio contrato discográfico", confesó en el programa de la televisión británica 'This Morning'.

Tras varios años alejado de la escena pública, el veterano intérprete regresó a la primera línea de la actualidad informativa hace solo unas semanas para ofrecer un dato más impactante aún que el anterior. A pesar de que ya habían circulado rumores al respecto, no fue hasta principios de este mes que Barry reconoció abiertamente su homosexualidad y, lo más asombroso de todo, que llevaba 40 años de discreta relación con Garry Kief, con el que contrajo matrimonio hace tres años sin que la noticia saltara a los medios.

Quizá sea el alivio de haber podido quitarse finalmente un peso de encima lo que ha proporcionado al artista la motivación que necesitaba para regresar una vez más a los escenarios, aunque sus próximos espectáculos en directo nada tendrán que ver con las mastodónticas giras que solía protagonizar en la década de los 70."No quiero parar del todo, así que voy a ofrecer conciertos ocasionales y es posible que algún día vuelva a ciudades como Londres. Pero es verdad que ya no puedo pasar tanto tiempo fuera. Recuerdo que una de las últimas veces que estuve en la carretera, cuando llegué al hotel me dije: 'Ya no puedo vivir así'", se sinceró en la misma conversación.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes