Ben Affleck se siente culpable por la actitud hacia las mujeres en el pasado

En la primera fase del escándalo que ha sacudido Hollywood al sacar a la luz la dinámica de abusos y represión que habían perpetrado durante años algunos de sus grandes pesos pesados -empezando por el productor Harvey Weinstein para incluir más adelante a estrellas como Kevin Spacey o el humorista Louis C.K.-, el actor Ben Affleck se vio involucrado en esa desagradable polémica debido al comportamiento que desplegó en 2003 durante una entrevista para la cadena MTV, al tocarle los pechos a la presentadora Hilarie Burton. Esta no dudó en recordarle el episodio en respuesta al comunicado que emitió el intérprete vía Twitter condenando la actitud de Weinstein, su antiguo productor y compañero de trabajo, antes lo cual Affleck le ofreció sus más "sinceras disculpas".

Ahora el oscarizado actor y realizador ha hecho lo que muy pocos se han atrevido, abordar un tema tan controvertido en una entrevista y no a través de un comunicado unidireccional, para aceptar las consecuencias de sus acciones sin tratar de justificarse. "De lo que me han acusado ha sido de tocarle los pechos a una mujer mientras le daba un abrazo.

No lo recuerdo, pero desde luego que me disculpo por ello. Y por supuesto que no pienso que ella esté mintiendo o que se lo haya inventado. Ese es el tipo de comportamiento que nosotros, como hombres, debemos tener cuenta y reflexionar más al respecto, además de asimilar nuestra responsabilidad diciendo: 'Si alguna vez he sido parte del problema, quiero cambiar; quiero ser parte de la solución', en lugar de ignorar este tipo de situaciones incómodas", ha declarado Affleck a su paso por el 'late night' de Stephen Colbert.

En esa misma conversación, la estrella de Hollywood ha reiterado la importancia de defender a las víctimas que están teniendo el valor de relatar sus experiencias y mantener viva la conversación acerca de una problemática presente tanto en la industria en que él trabaja como en otras muchas, sin caer en el error de pensar que ya se ha solucionado con la caída en desgracia de un par de personas y declaraciones de apoyo vacías que no se vean respaldadas con acciones.

"Creía que comprendía más o menos la magnitud del problema y que lo entendía, y la realidad es que no era así. No entendía lo que es ser manoseado, acosado, interrumpido cuando hablo o ignorado, que me paguen menos o, en general, que me ninguneen; todas esas cosas que experimentan las mujeres, porque como hombre, tengo el privilegio de que no me sucedan a mí", ha afirmado Affleck, que ha recurrido a "seres queridos" y mujeres importantes en su vida para conocer sus experiencias y tratar de aprender de ellas.

"Yo no soy un portavoz, ni un superhéroe, y no puedo cambiar nada hoy solo. Solo puedo responsabilizarme de mí mismo y de mis acciones", ha concluido.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes