Benedict Cumberbatch 'abrumado' por el cariño de sus seguidores

Al igual que muchos otros intérpretes, el actor Benedict Cumberbatch aprovechó la oportunidad única que otorga la celebración de la Comic-Con en San Diego para interactuar directamente con sus fans y agradecerles el entusiasmo que exhiben cada vez que se embarca en un nuevo proyecto, por lo que no tuvo reparo alguno a la hora de recorrer la larga fila de personas que esperaban para entrar en el panel de presentación de 'Doctor Extraño', su primera película de superhéroes, y saludarles personalmente.

"Me percaté de que había una cola enorme de gente esperando y pregunté: '¿Están aquí para algún evento de hoy?' Y me contestaron: 'No, están esperando para tu presentación de mañana'. Me quedé alucinado: '¿Cuánto tiempo llevan aquí? ¿Todo el día? ¿Con este calor? ¿Tienen agua?' A lo que me contestaron: 'Bueno, algunos sí, otros no'. '¿Van a estar en la calle toda la noche? ¿Puedo ir a hablar con ellos?' Hubo miradas furtivas entre los guardias de seguridad, pero luego me contestaron: 'Puedes hacerlo si de verdad quieres'.

Y sí, quería conocer a la gente que hace que todo esto sea posible, su entusiasmo y pasión son abrumadoras. Es de agradecer que hayan viajado miles de kilómetros y que hayan dedicado tanto tiempo a confeccionar sus disfraces. Esto es de verdad lo mejor de mi trabajo", aseguró el actor al periódico USA Today.Otra de las satisfacciones que se derivan de su presencia en la industria del cine es la de poder encontrar guiones tan interesantes como los de su primera colaboración con la factoría Marvel.

Su personaje en la esperada cinta del 'Doctor Extraño', el cirujano Stephen Strange, se dedica a vagar por el mundo en busca de una forma de recuperar la precisión con la que contaban sus manos antes de sufrir un grave accidente de tráfico que las dejó prácticamente inutilizadas. Su aventura acabará conduciéndole a una profunda transformación que hará de él todo un superhéroe con poderes mentales, aunque en realidad es la compleja personalidad del protagonista y sus demonios internos lo que terminó por conquistar a Benedict Cumberbatch.

"Una vez que Scott Derrickson [el director] y Kevin Feige [presidente de Marvel Studios y productor] me explicaron cuál era la visión completa del personaje, me quedé completamente atrapado, pero cuando tuve la oportunidad de leerme el guion también les advertí de que era importante introducir algo de humor, aunque no apareciese ni en los cómics ni en el guion original. Es verdad que Stephen se toma muy en serio a sí mismo y que la caída en desgracia que sufre es muy importante para entender su conversión final en superhéroe, pero creo que al público le tiene que importar el personaje, no solo por todos los traumas que tiene que superar, sino también porque es divertido", explicó el londinense.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes