¿Billy Crystal? ¿La rana René? Los Oscar tienen nueva vacante

LOS ANGELES (AP). Tal vez los Premios de la Academia necesiten lanzar un movimiento de "Recluten a Billy". O incluso una campaña de "Recluten a la rana René".

El regreso de Billy Crystal al escenario de los Oscar sería un verdadero final tipo Hollywood después de la debacle de esta semana, la cual comenzó con la renuncia de Brett Ratner el martes como productor del espectáculo debido a un comentario despectivo contra los gays, seguida por la partida de su amigo Eddie Murphy el miércoles como anfitrión.

Crystal, el conductor más popular de los Oscar en los últimos años, podría ser un verdadero caballero al rescate si regresara a conducir el espectáculo por primera vez desde 2004.

"Habría vítores en todo Hollywood por el regreso de Billy", dijo Tom O'Neil, director del sitio cibernético GoldDerby.com, especializado en premios. "Ese podría ser el final feliz de esta historia".

El reemplazo de Murphy está en boca de todos: la gente en Hollywood se pregunta si otros conductores del pasado como Steve Martin o Jon Stewart podrían volver, o si el puesto podría ir a artistas que nunca lo han desempeñado, como Tina Fey o Neil Patrick Harris.

Incluso hay páginas en Twitter y Facebook que promueven a la rana René y sus amigos de los Muppets como conductores de los Oscar, un concepto realmente inteligente que podría ser justo el tipo de vínculo mágico para traer algo muy novedoso a la gran noche de Hollywood.

Cuando aún faltan más de tres meses para la entrega de los Oscar el 26 de febrero, los organizadores cuentan con mucho tiempo para reemplazar a Murphy, así que probablemente no habrá muchas consecuencias negativas para el espectáculo en sí.

Apenas horas después de anunciar la salida de Murphy, los organizadores contrataron a Brian Grazer, productor ganador del Oscar por "A Beautiful Mind", con el fin de que llene el puesto de producción que Ratner dejó vacante.

La elección de Grazer es sobresaliente en comparación con Ratner, conocido por dirigir las películas "Rush Hour" y quien se granjeó el repudio de los aficionados a las historietas por "X-Men: The Last Stand", considerada ampliamente como un final débil a la trilogía de superhéroes.

Ahora depende de Grazer y de Don Mischer, coproductor y director del espectáculo de los Oscar por segundo año consecutivo, hallar un reemplazo de Murphy.

Ratner dejó el espectáculo debido a la indignación por un término peyorativo hacia los hombres homosexuales que expresó durante una sesión de preguntas y respuestas en la presentación de su nueva comedia, "Tower Heist". Casualmente, Grazer es uno de los productores de la película.

Murphy, que protagoniza "Tower Heist" con Ben Stiller, fue elegido por Ratner para ser el anfitrión de los Oscar, una elección que desconcertó e intrigó a los televidentes de los premios, que se preguntaban si estaría a la altura del desafío como conductor de uno de los eventos televisivos con más audiencia en el año.

El que solía ser un astro de vanguardia con cintas como "Beverly Hills Cop" ha protagonizado comedias familiares regulares o francamente lamentables en los últimos años, y a diferencia del querido Crystal, no se le conoce exactamente en Hollywood como una persona con don de gentes.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada