"Billy Elliot" arrasa con 10 Tony; 2 latinos premiados

NUEVA YORK (AP). "Billy Elliot", el gran musical británico sobre el hijo de un minero que sueña con ser bailarín, arrasó ayer domingo en Broadway con 10 premios Tony, incluyendo al mejor musical y mejor actor, que compartieron los tres adolescentes que se turnan en el papel protagónico.

El trío _el hijo de cubanos David Alvarez, Trent Kowalik y Kiril Kulish_ le agradeció con timidez a personas relacionadas con el show y también reconocieron a sus padres y hermanos. Finalmente Kulish dijo entre los vítores del público en el Radio City Music Hall: "Queremos decirle a todos los niños allá afuera que quieran bailar, ¡nunca se rindan!".

"Billy Elliot" conquistó otros ocho premios, entre ellos el de mejor director de un musical, libreto de un musical y coreografía. Pero su compositor Elton John no obtuvo el Tony a la mejor música original, que fue para "Next to Normal". Alice Ripley, como una mujer que sufre una enfermedad mental, recibió el galardón a la mejor actriz en un musical por el mismo musical.

"God of Carnage", una cruel comedia de la dramaturga francesa Yasmina Reza sobre dos parejas liberales de clase media cuyos hijos se involucran en una pelea, se llevó los premios a la mejor obra, mejor director, Matthew Warchus, y mejor actriz, Marcia Gay Harden.

Reza, quien ya había ganado un Tony a la mejor obra por "Art", expresó: "Quizás no notaron mi acento; quisieron oírlo de nuevo. Estoy muy agradecida con todas las personas que dieron lo mejor para la producción".

El Tony al mejor director de un musical fue para Stephen Daldry, de "Billy Elliot".

"He tenido la bendición de pasar la mayor parte de los últimos 10 años trabajando en la historia de 'Billy Elliot'", dijo Daldry, calificando la experiencia como "un viaje largo y extraordinario".

Añadió que el premio le pertenecía a cada persona relacionada con el show, en especial a los "tres grandes regalos de Broadway: nuestros tres pequeños Billy".

"Billy" también se alzó con las estatuillas al mejor actor de reparto (Gregory Jbara), escenografía, iluminación y sonido y empató con "Next to Normal" en la categoría de mejor orquestación.

Geoffrey Rush se impuso como mejor actor en una obra por su extravagante encarnación de un rey moribundo en "Exit the King".

"Quiero agradecerle al público de Manhattan por demostrar que la absurda tragicomedia existencial francesa es lo máximo", dijo Rush.

Karen Olivo, de padre puertorriqueño y madre dominicana, obtuvo el Tony a la mejor actriz de reparto en un musical por su fogosa interpretación de Anita en la reposición de "West Side Story".

"No estoy nada preparada para esto ... Sólo quiero dedicárselo a todo aquel que tiene un sueño", dijo Olivo, agradeciéndole al director de la producción, Arthur Laurents, de 91 años, antes de deshacerse en lágrimas.

Roger Robinson ganó el Tony al mejor actor de reparto por su papel místico estilo chamán en "Joe Turner's Come and Gone". "Me tomó 46 años pararme de esa silla, subir esas escaleras, hasta este micrófono", expresó.

Angela Lansbury obtuvo su quinto Tony, esta vez por su interpretación de la descabellada médium Madame Arcati en una reposición de "Blithe Spirit" de Noel Coward. Con su triunfo en el apartado de mejor actriz de reparto en una obra, Lansbury empató el récord de la actriz Julie Harris, quien tiene cinco Tonys, además del premio a los logros de una vida que recibió en el 2002.

"¿Quién lo habría pensado?", expresó Lansbury en medio de una ovación. "¿Quién iba a saber que recibiría este premio tan, tan encantador en este momento de mi vida. Me siento profundamente agradecida".

Una emotiva Liza Minnelli aceptó el premio a un evento teatral especial por su show "Liza's at the Palace".

"Esto es exquisito", dijo Minnelli, solicitando una lista de personas a las que agradecer porque no pensó que iba a ganar. "Quiero agradecerle a mis padres y el más maravilloso regalo que me dieron, Kay Thompson", su madrina. Minnelli recreó parte del espectáculo de Thompson en su propio show.

"Billy Elliot" y "God of Carnage" fueron las máximas atracciones de la temporada de Broadway, que pese a la crisis económica prosperó tanto en las tablas como en taquilla.

La Meca del teatro tuvo una temporada sorpresivamente robusta sobre todo a partir de abril, cuando aparecieron en distintas obras astros como Nathan Lane, Bill Irwin, David Hyde Pierce, John Goodman, Matthew Broderick, Allison Janney y Brian Dennehy.

La asistencia durante la temporada 2008-2009 bajó ligeramente (12,15 millones frente a 12,27 millones el año previo) en medio de la recesión pero no tanto como se temía. Y las ganancias para obras y musicales de hecho subieron un poco, estableciendo una marca de 943,3 millones de dólares.

Cuarenta y tres espectáculos abrieron en la temporada, el mayor número de nuevas producciones desde 1982-83, cuando debutaron 50.

Los ganadores de los Tony, que se entregaron en 27 categorías, fueron seleccionados por más de 800 miembros de la comunidad teatral, que incluye productores, actores y periodistas. Los premios los entrega la organización de servicio sin fines de lucro League and the American Theatre Wing, que creó los Tony en 1947.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes