Boyle se reúne con niños actores en Mumbai

MUMBAI, India (AP). Los realizadores de "Slumdog Millionaire" se reunieron hoy miércoles con dos empobrecidos niños que actuaron en el filme y les aseguraron que pronto tendrán nuevos hogares. El padre de uno de ellos, empero, salió furioso y se quejó de que los cineastas no han hecho lo suficiente por ayudarlos.

Rubina Ali, de 9 años, y Azharuddin Mohammed Ismail, de 10, perdieron sus hogares este mes luego que las autoridades municipales demolieron partes de sus barriadas en Mumbai. Rubina ha estado viviendo con unos parientes; Azhar, con sus padres en un rancho improvisado con lonas y mantas.

"Hemos intentado por mucho tiempo trasladarlos a una residencia legal", dijo el director Danny Boyle a reporteros en el Instituto Tata de Ciencias Sociales a las afueras de Mumbai, donde él y el productor Christian Colson se reunieron con los niños y sus familias.

Las relaciones entre los cineastas y los parientes de los niños se ha ido tornando cada vez más tensas desde el fenomenal éxito del filme, que recaudó más de 326 millones de dólares en taquilla.

Los cineastas crearon un fondo con el fin de asegurar que los niños tengan viviendas apropiadas, una educación decente, un estipendio mensual y ahorros cuando terminen la escuela secundaria. Han prometido gastar hasta 100,000 dólares para comprarle a las dos familias apartamentos nuevos y han donado 747,500 dólares a beneficencia para ayudar a niños pobres alrededor de Mumbai.

Colson ha descrito el fondo como sustancial, pero no quiere revelar el monto, ni siquiera a los padres de los niños, por temor de que estos sean explotados.

Nirja Mattoo, quien ayuda a supervisar el fondo, dijo que ya encontraron una casa para la familia de Azhar cerca de su escuela y vecindario y que siguen buscando una vivienda para Rubina.

"Estamos ultimando el acuerdo" para la casa de Azhar, expresó. "La próxima semana debería estar listo".

Pero Rafiq Qureshi, el padre de Rubina, dijo Boyle no ha hecho suficiente.

"Esta cantidad de dinero no es gran cosa para ellos. Hemos pasado cinco o seis meses viviendo con dificultades. Ellos deben ayudarnos", aseveró en una entrevista, tras salir furioso de la reunión antes que la misma terminara.

"Después de los Oscar se olvidaron de nosotros", agregó. "Por dos meses ni siquiera recibimos dinero".

Mattoo se negó a comentar sobre el comportamiento de Qureshi.

"Estamos haciendo lo mejor por conseguirles (una casa) lo antes posible", dijo por teléfono.

Boyle, en tanto, expresó que tiene planes de rodar otras dos películas en Mumbai.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes