Brad Pitt 'recorre el mundo' en busca de una Harley Davidson

ETIQUETAS

Al igual que la madre de sus hijos, la actriz Angelina Jolie, el carismático Brad Pitt se ha destacado en los últimos años por una cultivada generosidad que, entre otras cosas, siempre le lleva a dejar cuantiosas propinas en todos los establecimientos que visita junto a su familia; una faceta solidaria que, sin embargo, no hace menos sorprendente el hecho de que recientemente se dedicara a buscar una exclusiva motocicleta por todo el mundo para regalársela a uno de sus mejores amigos.

Como publica el tabloide estadounidense National Enquirer, al guapo artista no le tembló el pulso a la hora de enviar a varios de sus asistentes a diferentes puntos del planeta con el fin de adquirir una lujosa Harley Davidson de 1936 exactamente igual a la que, meses atrás, perdía en un incendio el citado amigo de Brad, un especialista de cine con el guarda una estrecha relación desde hace años.

"Este hombre es un apasionado de las motos y, entre las muchas que poblaban su colección personal, la Harley Davidson de 1936 era sin duda su gran tesoro.

El caso es que hace unos meses el garaje donde guardaba este vehículo se incendió y, como consecuencia, la moto quedó completamente calcinada. Poco después se encontró con Brad, le explicó lo ocurrido y le aseguró que había sufrido uno de los golpes emocionales más duros de su vida", reveló una fuente a la mencionada publicación, antes de explicar con detalle la reacción y la llamativa respuesta protagonizadas por la estrella de cine.

"Brad decidió sacar una vez más su lado más encantador para aliviar las penas de su amigo, y lo primero que hizo fue mandar a varios de sus empleados a diferentes partes del mundo para ver si eran capaces de localizar un modelo tan exclusivo, de los que solo quedan unos cuantos ejemplares en el mercado. Al final, uno de sus asistentes encontró un duplicado de la Harley en un taller de Alemania, y Brad no lo pensó demasiado a la hora de personarse en el establecimiento y desembolsar 37 000 dólares para llevársela a Estados Unidos.

Su amigo no podía creérselo cuando vio la motocicleta aparcada en la puerta de su casa, fue un gesto inolvidable el que Brad tuvo con él", relató el mismo informante.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes