Ana Brenda Contreras e Iván Sánchez se reencuentran en España

Como ya había anticipado ella misma hace unas semanas en sus redes sociales, en cuanto su agenda profesional se lo ha permitido Ana Brenda Contreras ha puesto rumbo a España con el objetivo de pasar allí una temporada y apoyar así a su novio Iván Sanchéz de cara al estreno de su último proyecto, el musical 'El guardaespaldas'.

Tras brillar a su paso por el Festival Internacional de Cine de Venecia, la mexicana viajó una vez más al país de su chico para protagonizar un romántico reencuentro con el guapo actor, quien además se encargó de hacerle de guía turístico durante el fin de semana para que conociera un nuevo rincón de la geografía del país: Ávila.En su papel de fotógrafa no-oficial de su relación, Ana Brenda se encargó de compartir varios vídeos e imágenes a través de su perfil de Instagram de su viaje de fin de semana, en el que los dos enamorados también estuvieron acompañados por la relaciones públicas de la intérprete, con quien ya había viajado a Italia. Los tres juntos visitaron algunos de los lugares más turísticos de la capital abulense y, como no podía ser de otra forma, disfrutaron a fondo de la gastronomía local.

En una de las grabaciones que ella quiso compartir con todos sus seguidores, se puede ver al actor sentado a la mesa después de una copiosa comida a base de cochinillo, tras lo que tampoco faltaron los postres.Este 28 de septiembre, Iván Sánchez se subirá a las tablas del Teatro Coliseum de Madrid para protagonizar su esperado nuevo trabajo teatral, que podría servir además de excusa para que su chica y él posen por primera vez ante los medios españoles como pareja.

Desde el momento en que se hizo pública su relación, mediante unas fotografías de ambos en una playa tomadas por los paparazzi antes de que se supiera incluso que él se había separado de la madre de sus dos hijas, los dos han tratado de mantener un perfil muy discreto, solo roto por los mensajes que intercambian en la esfera virtual y el posado que realizaron para Vanity Fair México hace unos meses.

"Era un otoño en Nueva York, un lugar en el que cualquiera se enamora. Él me llamó y me dijo: 'Las cosas están así. ¿Te gustaría intentarlo? Caminar juntos. No va a ser fácil, pero estoy dispuesto'. Lo que me ha encantado de nuestra historia es que fue una cosa muy adulta. Nos apoyamos. Fuimos cómplices. Fuimos muy buenos amigos", explicaba ella en esa misma entrevista sobre cómo se animaron a dar un paso más para dejarse de ser amigos y convertirse en algo más.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes