Bruni replica que su fundación no recibió ninguna apoyo público

París (EFE). La primera dama de Francia, Carla Bruni, negó hoy que su fundación haya recibido subvenciones públicas, después de que una revista denunciara que el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida le aportó de forma irregular unos 3,5 millones de dólares (unos 2,7 millones de euros).

En un comunicado colgado en la página web de la fundación, Carla Bruni subraya que "la insinuación según la cual se habrían obtenido fondos de socios públicos no tiene ningún fundamento" e insiste en que tiene "una contabilidad limpia".

En su nota titulada "Derecho de respuesta", la exmodelo, cantante y esposa del presidente francés, Nicolas Sarkozy, sale al paso de las acusaciones contenidas en un artículo de Frédéric Martel, que publica en la edición de hoy el semanario "Marianne".

Bruni explica que "nunca ha existido" una ayuda del Ministerio de Cultura francés a través del Centro Nacional del Libro y también que la organización ocupa unas oficinas por las que paga alquiler.

No hace alusión, sin embargo, al Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, que constituye el centro de la línea argumental del artículo.

De acuerdo con Martel, ese Fondo -del que la primera dama de Francia es embajadora- transfirió los 3,5 millones de dólares "al margen de la legalidad, sin licitación, a petición de la primera dama de Francia, a varias empresas de uno de sus amigos".

En concreto, al músico y empresario Julien Civange, consejero y testigo de boda de Carla Bruni con Sarkozy.

Por su parte, el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida subrayó en un comunicado que la información de "Marianne" ofrece "una imagen inexacta y sesgada" de su relación con Carla Bruni-Sarkozy en tanto que embajadora para la protección de madres e hijos contra la enfermedad, y en particular que "no pagó un céntimo" a su fundación.

La institución con sede en Ginebra precisa que la campaña llevada a cabo en 2010 con la participación de la esposa del presidente francés fue financiada con el presupuesto ordinario del Fondo y costó 2,8 millones de dólares, y no los 3,5 millones que decía la revista.

También que los contratos suscritos con diversas empresas para realizar esa campaña, incluidos los de apoyo a la web de la fundación de Carla Bruni-Sarkozy, y los desplazamientos que ella hizo en el marco de sus funciones de embajadora "respetaron las reglas y los procedimientos muy estrictos del Fondo Mundial".

Es más, pone el acento en que se consiguió la adhesión de 700.000 personas en la campaña y que después hubo una conferencia de recaudación de fondos en que se consiguieron más de 10.000 millones de dólares.

Por eso, lamenta la aparición de "este tipo de artículos sensacionalistas" que "disminuyen el impacto positivo del papel" de la primera dama como embajadora del Fondo, de cuyas actividades "dependen muchas vidas humanas".

La primera dama de Francia señala en su nota que su fundación ha conseguido en dos años y medio "cerca de ocho millones de euros de donantes y socios" que le permiten "llevar a cabo sus acciones", y que de esa cantidad "más de cuatro millones" se han dedicado a "ayudas sobre el terreno".

También corrige al semanario al indicar que las acciones de la fundación no se han efectuado en 900 liceos sino con 900 estudiantes de liceo que se han beneficiado de un programa de tutorías, y que se han atribuido 170 becas de estudios superiores hasta ahora.

En cuanto a los reproches de falta de eficacia, admite que en la lucha contra el analfabetismo "otras fundaciones tienen un balance más impresionante que la nuestra", pero que no se le puede pedir que sea el mismo con sólo dos años de funcionamiento.

Recuerda, al respecto, que ayudan a 800 familias y que en los últimos 18 meses han dedicado unos 800.000 euros a asociaciones especializadas en la lucha contra el analfabetismo.

"Algunos podrán considerar eso poco, pero nosotros estamos muy orgullosos de haber hecho tanto en tan poco tiempo", sentencia.

"Marianne" en su información sostiene que el supuesto escándalo le costó el puesto al embajador francés para problemas del sida, Patrice Debré, algo que niega el Ministerio de Exteriores, que atribuye la salida del diplomático a "un cambio de posicionamiento del Fondo".

La emisora "France Info" agregó que "desde que el asunto estalló a finales de 2011, el Palacio del Elíseo hizo cortar todo vínculo financiero entre la fundación de la primera dama y el Fondo" de Lucha contra el Sida.

Carla Bruni-Sarkozy se convirtió en embajadora mundial contra el sida en 2008. Su hermano había muerto de esa enfermedad.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada