Bryan Cranston se salvó de morir en manos de Charles Manson y sus desquiciados fanáticos

La noticia de que Charles Manson había fallecido este domingo en un hospital de California a los 83 años ha vuelto a reavivar la fascinación por el líder del culto que en agosto de 1969 asesinó, por orden suya, a siete personas en espacio de dos noches, entre ellas la popular actriz Sharon Tate, esposa del cineasta Roman Polanski y que en aquel momento estaba embarazada de ocho meses.

En consecuencia, los relatos sobre la vida del fundador de la conocida popularmente como 'familia Manson' antes de su arresto han cobrado de nuevo relevancia, en especial los de aquellos que se cruzaron con él cuando aún vivía en una especie de comuna formada en torno a su persona en el Rancho Spahn, un enclave utilizado en la década de los 40 para rodar westerns y otras películas. Allí fue donde se encontró con él en 1968 el ahora famoso actor Bryan Cranston, conocido por su papel en series como 'Breaking Bad', durante la que en un principio pareció ser una jornada ordinaria montando a caballo.

"Al enterarme de que Charles Manson ha muerto, me ha entrado un escalofrío. Yo estuve a su alcance un año antes de que cometiera esos brutales asesinatos. La suerte nos acompañó a mi primo y a mí cuando fuimos a cabalgar por el rancho Spahn y vimos a ese hombrecillo con ojos de loco al que los otros hippies llamaban Charlie", ha relatado en un mensaje publicado en sus redes sociales. Esta no es la primera vez que el afamado intérprete ha recordado ese momento.

En una entrevista de 2016 que se puede encontrar en YouTube, ya explicó la profunda -y espeluznante- impresión que le había causado aquel hombre en un principio insignificante y con un aspecto no demasiado intimidante debido a la evidente fascinación que causaba en el resto de habitantes del rancho en cuanto aparecía en escena.

"Había unas ocho personas o así, y en el medio, un hombre subido a un caballo, pero ni siquiera sujetaba sus propias riendas: había alguien cabalgando delante que lo hacía por él. Charlie, supuse, era el tipo con el pelo y la barba largos, con los ojos grandes y medio ido. Era como si él estuviese en otro lugar. No podías apartar los ojos de él. Mi primo se giró hacia mí y me dijo: 'Ese tipo es muy raro'. Cuando nos adelantamos a él y a su grupo, volvimos a comentar que ese debía ser Charlie y que era raro. No le dimos más vueltas", explicaba en dicha conversación.

Cuando la noticia de los crímenes cometidos por los seguidores de Charles Manson comenzó a aparecer en todas las noticias, el actor no tardó ni un segundo en reconocerle. "Durante un segundo pensamos qué podría haber pasado si... Fue muy extraño, como poco", afirmaba en aquel momento.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes