Calor y orina, principales enemigos del Carnaval de Rio

RIO DE JANEIRO ( AFP). El famoso Carnaval de Rio de Janeiro, que se inició el viernes, desbordará de frenesí en las calles pero tendrá dos firmes enemigos: la orina y el agobiante calor.

A pesar de los esfuerzos de las autoridades que este año han multiplicado el número de baños públicos y el control de los transeúntes, la costumbre de muchos cariocas de orinar en la vía pública sigue siendo un problema que se agrava durante el carnaval.

Es común ver a personas, hombres y mujeres, orinando árboles, muros, columnas, autos o quioscos, y con el insoportable calor, algunas zonas de la ciudad se impregnan de un olor nauseabundo.

El diario O Globo del sábado exhibe en portada un fotografía de dos personas orinando un vehículo de la propia intendencia carioca.

La alcaldía, que se esfuerza por mejorar la imagen de la ciudad que será sede de los Juegos Olímpicos de 2016, anunció tolerancia cero para esta práctica, y en los últimos días más de 60 personas fueron detenidas bajo cargos de acto obsceno, enviadas a la comisaría y con posibilidad de ser enjuiciadas y sometidas a penas que en cualquier caso serán alternativas a la prisión.

Como mayor novedad en la estrategia de control, una plataforma mecánica con cámaras, focos y altavoces, fue instalada por la Guardia Municipal para controlar el orden en los desfiles callejeros pero también que los juerguistas no orinen en la vía pública.

Además, fueron instalados unos 4,000 baños químicos en los puntos de desfile de 'blocos de rua', grupos carnavaleros callejeros que llegan a concentrar hasta 2,5 millones de personas durante los días de carnaval.

Segundo problema, el carnaval se desarrollará en medio de una ola de agobiante calor en Rio de Janeiro, que afronta las temperaturas más altas de los últimos 50 años.

Debido a la alta humedad, la sensación térmica suele super los 50 grados centígrados.

La situación llegó a un punto tal que las escuelas de samba que desfilarán domingo y lunes en el concurso del Sambódromo local, alivianaron el peso de sus trajes hasta en 30% y apelaron a tejidos más finos para que sus integrantes puedan soportar el calor en la pasarela de 700 m de largo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada