Camila Cabello necesitó un montón de vino para grabar sus escenas de pasión con Shawn Mendes

Este jueves a medianoche Camila Cabello y Shawn Mendes han estrenado la canción "Señorita" con la que trataban de repetir el éxito que obtuvieron en 2015 con su dueto "I Know What You Did Last Summer".

Y ya se puede afirmar que lo han conseguido.La principal diferencia entre ambas colaboraciones es que los cantantes ya no son ningunos adolescentes y se han desprendido de la imagen apta para todos los públicos que abrazaron en los inicios de sus respectivas carreras profesionales, él como aspirante a sustituir a Justin Bieber como ídolo juvenil y ella como parte de la banda Fifth Harmony.

El resultado de esta evolución ha sido un vídeo musical en el que Camila da vida a la camarera de un bar de carretera y Shawn a un motorista, con el que han conseguido dejar a sus fans boquiabiertos debido a las escenas de pasión que comparten en la habitación de un motel, durante las que los abdominales del artista canadiense se llevan gran parte del protagonismo.

Pese a la química arrolladora que derrochan ante las cámaras, en la vida real los artistas son tan solo buenos amigos ella mantiene una relación sentimental desde hace más de un año con Matthew Hussey y la perspectiva de besarse y retozar sobre una cama les resultaba bastante incómoda.

"La experiencia de rodar el videoclip resultó muy divertida porque los dos estábamos extremadamente nerviosos. Yo tuve que beber un montón de vino", ha confesado la artista en un directo de Instagram con todos sus fans acerca del videoclip, que ha superado los dos millones de visitas en YouTube en apenas unas horas tras su estreno.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes