Capitolio enloquece con presencia de Brad Pitt

WASHINGTON (AP). Desde el momento en que llegó al Capitolio, con gafas oscuras y una barba de candado, el actor Brad Pitt fue una figura que transformó ayer jueves las labores cotidianas del Congreso estadounidense, de una manera tal que cualquier legislador o presidente nuevo podrían envidiarle.

"Bonito rostro. ¡Es muuuy delgado!", comentó a través de un correo electrónico una fuente del Senado que habló bajo condición de permanecer anónimo luego que vio al actor durante un receso de su encuentro con legisladores sobre los esfuerzos que impulsa para reconstruir a la ciudad de Nueva Orleáns.

Ni siquiera la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, quedó al margen de sus encantos. Al alabar a Pitt por su trabajo en la reconstrucción del Noveno Sector de Nueva Orleáns, devastado por el huracán Katrina, Pelosi incluso dijo que la reunión había sido significativa para ella.

Me da "derecho a presumirlo a mis hijos y a mis nietos, y fue un verdadero regalo para mí", añadió Pelosi

Además, en una reunión previa a puerta cerrada, el líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid, le confió a Pitt que estaba celoso de que el coordinador de la mayoría Dick Durbin se había reunido con la jugadora estelar de fútbol Mia Hamm un día antes, según una fuente que estuvo presente en ese encuentro y que solicitó permanecer anónima.

Pitt habría respondido que la próxima vez traería consigo a su pareja Angelina Jolie, de modo que Reid pudiera ponerse a su vez celoso, agregó la fuente.

Sin embargo, un asesor de Durbin indicó que el legislador "ya se ha reunido con Angelina Jolie".

La fama de Pitt provocó que las oficinas del Congreso se quedaran sin empleadas y sin algunos empleados también, quienes salieron para apostarse por donde pasaba el actor tanto en las puertas como en los pasillos del Senado.

Preparados con teléfonos celulares y cámaras fotográficas, los curiosos esperaban que les abrieran paso los periodistas que también aguardaban a Pitt.

Finalmente, alrededor de la 1:30 de la tarde, Pitt, cuatro asistentes y un grupo de guardias de seguridad salieron de un vehículo deportivo todo terreno con vidrios entintados que había ingresado por la puerta norte del Capitolio, y caminaron por la soleada plaza de los edificios legislativos.

Pitt ingresó al Capitolio y se dirigió directamente a las oficinas de Reid. Al entrar en ellas, se quitó las gafas y un empleado cerró la puerta.

Al interior, con Reid, Pitt abordó la necesidad de darle un carácter nacional a su campaña titulada "Hacer bien a Nueva Orleáns" en sociedad con el Congreso, de acuerdo con otro asesor legislativo que habló bajo condición de permanecer anónimo debido a que el encuentro fue privado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada