Stella del Carmen vuelve a reunir a Melanie Griffith y a Antonio Banderas por su cumpleaños

La ahora universitaria Stella del Carmen volvió a reunir a sus afamados padres, los actores Antonio Banderas y Melanie Griffith, en Los Ángeles para celebrar por todo lo alto sus 22 años de vida, una ocasión muy especial a la que tampoco quiso faltar la legendaria Tippi Hedren, abuela de la cumpleañera, como se desprende de la imagen que ha compartido este lunes en sus redes sociales una Melanie henchida de felicidad y orgullo maternal.

"Mamá, Stella, Papi y 'MorMor' [en referencia a la siempre deslumbrante Tippi] en el 22 cumpleaños de Stella", ha escrito la estrella de Hollywood en su cuenta de Instagram junto a la mencionada foto, en la que los cuatro posan abrazados, sonrientes y, por tanto, dejando patente la armonía familiar que nunca ha dejado de reinar entre ellos.

Tanto es así, que pese a los cuatro años que han pasado desde que decidieran poner punto final a sus casi dos décadas de matrimonio, la expareja ha venido poniendo de manifiesto que, aparte de ciertas desavenencias y algún que otro rencor ya superado, su relación se ha visto generalmente definida por la cordialidad, por el cariño mutuo que se profesan y, sobre todo, por la prioridad que ambos otorgan al bienestar emocional de su única hija en común.

La semana pasada, era el malagueño quien se animaba a abrir una ventana de par en par en su vida cotidiana para que sus seguidores de la plataforma pudieran conocer la curiosa dinámica familiar que protagonizan Antonio y Melanie cuando se encuentran en California. De ese modo, aparecían alrededor de la mesa, además de las dos estrellas de Hollywood, nada menos que Stella Banderas, Alexander Bauer -fruto del extinto matrimonio entre la actriz y Steven Bauer-, la actual novia de Antonio, Nicole Kimpel y Jesse Johnson -hijo de Don Johnson, primer exmarido de Melanie-: todos ellos aplaudiendo como si en un tablao flamenco se encontraran.

"Lo llevamos en la sangre", bromeaba el andaluz en su publicación.En todo caso, esta no es ni mucho menos la primera instantánea en la que Stella comparte protagonismo con sus afamados progenitores en la esfera vitual, ya que poco antes de abandonar el nido para iniciar su ilusionante aventura universitaria, en septiembre del año pasado, la joven colgaba en la misma plataforma una emotiva estampa que retrataba a Antonio y a Melanie sentados juntos en un sofá y admirando nostálgicos un álbum de fotos de cuando su hija no era más que una niña; un precioso ritual con el que cerrar definitivamente una de las etapas más felices de sus vidas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes