El Carnaval de Río de Janeiro comienza con su bacanal

RIO DE JANEIRO ( AP). Los parranderos ya han comenzado a llenar las calles y a bailar samba en la celebración del Carnaval de este balneario, una bacanal de música, alcohol y sensualidad que comienza oficialmente el viernes cuando el Rey Momo recibe las llaves de la ciudad.

El rollizo Rey Momo personifica al Carnaval, una fiesta en que todos participan y se permiten todo tipo de excesos, mientras que el orden natural de las cosas está "patas arriba": los hombres se visten como mujer, los pobres desfilan como reyes y todos se olvidan de sus actividades cotidianas por unos días.

Este año se espera que la celebración atraiga a unos 756,000 visitantes, entre turistas nacionales y extranjeros, y se prevé que la ocupación de los hoteles sea de 100% y los ingresos lleguen a unos 559 millones de dólares, según el departamento de turismo del estado de Río de Janeiro.

Las fiestas pre-carnavalescas le dieron una atmósfera de desenfreno a Río de Janeiro desde hace unas semanas, pero también han ocurrido algunas desgracias para los participantes. Una bodega con más de 8,000 disfraces de los grupos concursantes en el Carnaval se incendió a comienzos de febrero y esto obligó a que las organizaciones se esforzaran durante semanas para reponer las pérdidas antes de los desfiles del domingo y el lunes. La policía concluyó el jueves en una investigación que el incendio no fue provocado.

El 20 de febrero murió una mujer en Río de Janeiro luego de caer de un camión con un equipo de sonido que promovía el Carnaval, y ocho días después en el estado de Minas Gerais varias personas fueron electrocutadas por un cable eléctrico mientras bailaban en una calle repleta. En el percance murieron 16 personas y decenas resultaron heridas.

Estas pérdidas generaron duelo, pero no opacaron los preparativos para la mayor fiesta del país. Este año participarán 424 bandas musicales callejeras y grupos de samba, además de que se esperan otras fiestas en las calles. Las bandas pasan por todas las zonas de la ciudad e interpretan sus canciones seguidas de miles y miles de personas que bailan y beben animadamente.

Y por encima de todo esto está el mando del Rey Momo.

" Es el líder físico y espiritual de la ciudad y su felicidad es omnipresente", dijo Haroldo Costa, autor de varios libros sobre las tradiciones de carnaval de Brasil.

Río de Janeiro ha tenido reyes Momo desde la década de 1930, cuando el primero, un periodista de deportes corpulento y aficionado a la bebida, fue elegido por sus colegas para desfilar por la ciudad con ropa colorida.

Desde ese primer Rey Momo se estableció como requisito que los reyes tuvieran sobrepeso, en parte como símbolo de los excesos. De hecho en el 2004 Río de Janeiro estipuló que todos los que compitieran por el puesto pesaran por lo menos 150 kilos (330 libras). Pero ante el aumento de la diabetes y la obesidad en Brasil la ciudad removió ese requisito y muchas otras han hecho lo mismo.

El actual Rey Momo de Río de Janeiro, Milton Rodrigues, ha mantenido el puesto desde el 2008, pero al principio tenía el temor de no ser demasiado corpulento.

" Existía el tabú de que no se podía ser rey si no eras gordo", dijo Rodrigues, " Pero siempre amé el Carnaval y viví para él desde que era adolescente, incluso iba a los ensayos de las escuelas de samba a bailar".

Irónicamente, el problema que tiene ahora Rodrigues es controlar su peso. Sabe que pesa más de 150 kilos, pero no ha deseado conocer la cantidad real.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada