Las palabras de Carrie Fisher que guían a Daisy Ridley desde su fallecimiento

Pese a que el mundo perdió a su querida Princesa Leia a finales del año pasado, el recuerdo de Carrie Fisher sigue muy vivo en la memoria de todos los actores que tuvieron la suerte de coincidir con ella en las diferentes películas de 'Star Wars', especialmente por las perlas de sabiduría que repartía allí por donde pasaba. Como homenaje póstumo, la actriz Daisy Ridley, quien se unió a la franquicia en el Episodio VII para interpretar a la protagonista Rey, se ha propuesto tratar de seguir el consejo que la veterana intérprete le dio en su día.

"Carrie vivió su vida como quiso, nunca se disculpó por nada, y eso es algo que yo todavía estoy aprendiendo. 'Avergonzada' tal vez no sea la palabra adecuada, pero ha habido momentos en los que me he sentido... pequeña. Carrie me dijo que nunca dejase que este trabajo me empequeñeciese, que siempre debía disfrutar con lo que hacemos", ha confesado la británica de 25 años en el número especial de la revista Vanity Fair dedicado al 40 aniversario de la saga galáctica.

La mítica actriz sirvió como fuente de inspiración para todos los nuevos fichajes de la última trilogía de Star Wars, y fue ella quien consiguió levantar el ánimo del actor John Boyega cuando el anuncio de que este había sido fichado para interpretar a un Stormtrooper generó cierta polémica en las redes sociales únicamente porque el intérprete es negro.

"Recuerdo, y perdonadme porque voy a decir un taco, pero así era Carrie. Recuerdo que ella me dijo: 'Oh, ¿a quién co** le importa? Simplemente sigue siendo tú mismo'. Palabras como estas te dan fuerza. También fui testigo de las muchas maneras en las que compartió su sabiduría con Daisy", ha relatado John Boyega.

La influencia de Carrie Fisher se extendió mucho más allá de los miembros del reparto de la saga. Rian Johnson, director y guionista del Episodio VIII -que se estrenará el próximo 15 de diciembre-, acabó forjando una bonita amistad con la fallecida intérprete al encontrar en ella a la mejor asesora posible a la hora de hacer de 'El Último Jedi' una digna secuela de 'Star Wars'.

"Después de tener un borrador del guion, me sentaba con ella y trabajábamos en reescribirlo. Nos sentábamos en su habitación, llena de arte moderno, con el canal TCM de fondo, un flujo constante de Coca-Cola y su perro Gary baboseándole los pies. Con Carrie forjé una amistad de verdad, y esperaba tenerla en mi vida durante muchos años. La vi por última vez en noviembre, en la fiesta de cumpleaños que organizó en su casa. De alguna manera fue el final perfecto, resumía la imagen de Carrie: charlando con todos sus amigos en su habitación, mientras su madre Debbie mantenía su propia recepción en el salón", ha recordado el cineasta en la citada revista.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes