Celebran vida de Elvis Presley donde empezó

TUPELO, Misisipí (AP). La blanca y estrechísima casa en la que nació Elvis Presley es tan pequeña que fácilmente cabría en uno de los cuartos de la opulenta mansión en la que vivió después, Graceland, quizás en el denominado Jungle Room (Cuarto de la Selva) que está rodeado de alfombra verde.

Precisamente, el foco principal de las celebraciones el viernes de lo que hubiese sido su cumpleaños número 75 se concentrarán en Graceland.

Sin embargo, se espera que cientos de personas lleguen a la casa en la que nació al noreste de Misisipi para tener una perspectiva distinta del hombre que le dio un nuevo significado a la música popular al combinar elementos del blues y el bluegrass, gospel y el rockabilly para convertirse en el indiscutible Rey del Rock 'n' Roll.

La casa, que mide 4 1/2 x 9 metros (15 x 30 pies) ubicada en Tupelo, construida en 1934 por el padre, el abuelo y el tío de Presley, estaba en la zona pobre de la ciudad, y la familia solo la habitó hasta que el pequeño Elvis tuvo dos años y medio porque ni siquiera podían pagarla.

" Estamos presentando el Elvis desconocido, el pequeño niño Elvis", dijo Dick Guyton, director de la fundación a cargo de su lugar de nacimiento en Tupelo, una ciudad de 36,000 habitantes ubicada a unos 160 kilómetros (100 millas) al sureste de Memphis.

Mientras los visitantes llegan en grandes autobuses a un centro en Graceland y desde allí los conducen en manada a la mansión de Elvis mientras escuchan una grabación en audífonos individuales, en Tupelo solo unas cuantas personas a la vez pueden caminar a través de la casa de madera en la que Elvis y su hermano gemelo, Jesse Garon Presley, llegaron al mundo un 8 de enero de 1935.

El lugar está enclavado en un terreno de 15 acres (6 hectáreas) que incluyen un museo, una tienda de regalos, una capilla con una elaborada ventana de cristal con diseños de colores, una estatua de Elvis a los 13 años y desde el 2008 la iglesia a la que la familia asistía, que fue transportada hasta allí.

Cuando Elvis era un niño, su padre Vernon Presley tuvo problemas para mantener su trabajo y pasó algún tiempo en la cárcel. La madre de Elvis, Gladys, tuvo una vida complicada tratando de velar por sus hijos relató Guy Harris, un amigo de la infancia de Elvis. La familia vivió en distintos lugares en Tupelo antes de que se mudaran a Memphis en 1948.

Elvis, con 13 años, tocaba la guitarra para sus amigos en la escuela Milam de Tupelo.

Su amigo Harris, ahora de 71 años y policía retirado que aun vive en Tupelo, señala que "no había ninguna diferencia" entre el Elvis antes y después de la fama. El cantante regresaba a su pueblo natal con frecuencia para visitar a sus amigos.

"Él nunca parecía que estaba a un nivel más alto que nosotros", aseguró Harris.

Elvis incluso ofreció dos conciertos allí, en 1956 y 1957. Guyton, quien es cuatro años más joven que Presley, nunca lo conoció pero asistió a los dos conciertos.

"El era un chico de pueblo. Y creo que eso, más que nada, lo hacía emocionante para muchos de nosotros", recordó Guyton. "Claro que ahora entiendo que las chicas tenían otra razón para estar emocionadas".

Presley donó el dinero recaudado en el concierto de 1957 a la ciudad para que pudiera comprar la casa en la que nació y las zonas aledañas, que entonces estaban a la venta. Elvis quería que las autoridades municipales usaran el lugar como un parque y según Guyton, Elvis estaba enfadado porque esos planes nunca se desarrollaron como él quiso.

No obstante, los miembros de un club de jardinería local comenzaron a restaurar la pequeña casa a mediados de los '70, y la abrieron al público. En la actualidad el lugar recibe al año 60,000 visitantes que pagan y aproximadamente otros 20,000 que simplemente se pasean por los alrededores gratuitamente, dijo Guyton.

El precio de admisión a la casa, el museo y la iglesia es de 12 dólares para adultos y 6 para los niños. Se estima que a Graceland llegan 600,000 personas cada año.

Según Guyton la mayoría de los que llegan a Tupelo son seguidores serios que sí conocen la historia de Elvis y su carera en la música y el cine. En Tupelo, pueden conocer más de sus años mozos y de su amor por la música gospel.

La iglesia a la que asistía con su familia fue trasladada cuidadosamente hasta allí de su locación original, y fue restaurada con madera y pantallas de cine que ahora están ubicadas en algunas de sus paredes y en las que se proyecta cómo eran los servicios religiosos en las décadas de 1930 y 40.

En el museo se muestran cortometrajes que ofrecen un contexto sobre la pobreza a causa de la Gran Depresión en 1930 cuando Elvis nació.

La exhibición también incluye una foto de Elvis a los 10 años con otros chicos tras participar en un concurso de talento en una feria que se celebró en 1945. Entonces Elvis cantó "Old Shep" y ganó el segundo lugar, por lo que recibió 5 dólares.

También se muestra la que se cree fue la última bufanda autografiada por Elvis y lanzada a una seguidora en su último concierto el 26 de junio de 1977, en Indianapolis. La mujer que se quedó con la prenda, Mary Diane Abshier, de Indiana, murió hace algunos años y su esposo, Allen, la mandó por correo al museo.

Guyton entiende que la opulencia que mostró Elvis _ los grandes collares, las camisas de encaje, los autos lujosos_ era una reacción suya por haber crecido en medio de la pobreza.

"Ultimadamente esa fue su desgracia", declaró Guyton. "Nadie puede decir que no a lo que siempre ha querido".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada