Charlene de Mónaco aparece deslumbrante en celebración de su boda

Mónaco ( EFE). Charlene de Mónaco, que ayer se casó por lo civil con el príncipe Alberto II, deslumbró hoy a su llegada a la Plaza del Palacio principesco acompañada de su padre, Michael Kenneth Wittstock, para celebrar su boda religiosa.

La ex campeona sudafricana de natación llevaba un traje firmado por el modisto italiano Giorgio Armani, que según fuentes de Palacio, ha necesitado más de 2,500 horas de trabajo y está adornado con 40,000 cristales Swarosky y con 30,000 perlas doradas.

La princesa, acompañada por siete pequeñas damas de honor, todas ellas monegascas, sonrió tímidamente cuando fue aclamada por los asistentes a su paso por la alfombra roja y blanca, colores nacionales del Principado, que tras el enlace será subastada para dedicar lo recaudado a causas humanitarias.

La desde ayer Charlene de Mónaco llevaba un ramo concebido también por Armani y realizado por el Garden Club de Mónaco con orquídeas y con proteas rosas, la flor nacional de su país.

Charlene, de 33 años, llegó puntual a las 15:00 GMT; el príncipe Alberto, vestido éste con el uniforme de verano, blanco, de la orden de carabineros, la esperaba en el patio de honor en el que se celebra la ceremonia.

El traje de la princesa, ajustado al cuerpo y con escote barco, está realizado en satén blanco, con una larga cola, bordados florales y decoraciones también en nácar de color blanco y oro, y según Palacio, del mismo modisto italiano será también el traje que luzca esta noche en la cena oficial.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada