Charlie Sheen tiene un triste debut en Detroit

DETROIT (AP). Charlie Sheen fue interrumpido, abucheado y abandonado por el público que asistió al estreno de su espectáculo, que fue tan mal recibido que incluso muchos asistentes exigieron a gritos que les devolvieran el dinero de la entrada y salieron del recinto antes de que el show terminara abruptamente.

La primera parada de la gira "My Violent Torpedo of Truth/Defeat is Not an Option" (Mi violento torpedo de verdad/la derrota no es una opción) por 20 ciudades tuvo 70 minutos, durante los cuales Sheen trató de entretener a su audiencia con desvaríos como los que lo hicieron una celebridad en internet después de su salida de CBS, con un rapero y con una sesión de preguntas y respuestas, pero no lo logró.

El ex protagonista de la serie "Two and a Half Men" aprendió de primera mano que el negocio del espectáculo aún requiere de un espectáculo.

La debacle pone en duda el destino de la naciente gira, la cual tenía programada se segunda parada en Chicago el domingo.

No hay manera de que el espectáculo complete todas las fechas del mes, dijo Bob Orlowski, un abogado de Plymouth, Michigan, quien al igual que otras 5.100 personas, acudió al estreno.

"(Sheen) no está hecho para esto", dijo Orlowski, de 46 años. "No fue divertido".

El publicista de Sheen, Larry Solters, se negó a hacer comentarios después del espectáculo.

Es difícil saber con precisión en qué momento Sheen perdió a la audiencia, pero hubo muchos momentos incómodos. Por ejemplo, dijo que pensaba que Detroit sería un buen lugar para contar historias sobre cocaína. De inmediato hubo fuertes abucheos.

Sin embargo, no fue así al principio. Luego de un montaje de video con imágenes del mismo Sheen en "Wall Street" y "Platoon" acompañadas por un solo de guitarra de Rob Patterson, el actor apareció entre fuertes aplausos que se incrementaron cuando aparecieron las mujeres a las que llama sus "diosas".

Sin embargo, conforme avanzó el espectáculo, se perdió el encanto.

"Quiero que me devuelvan mi dinero", gritó Linda Fugate, quien pagó 150 dólares por dos asientos, mientras salía del teatro. "No creí que fuera tan malo", dijo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada