Charly García rompe silencio con sorpresivo recital

BUENOS AIRES (AP). Con algunos kilos de más y buen semblante, Charly García ofreció ayer lunes un sorpresivo recital que marcó su regreso a los escenarios tras diez meses de silencio por estar bajo tratamiento para su adicción a las drogas.

El concierto, anunciado el mismo lunes pocas horas ante de su realización, tuvo lugar frente a la Basílica de la Virgen de Luján, en la localidad del mismo nombre, a unos 67 kilómetros al norte de la capital.

Unas 3,000 personas rodearon el improvisado escenario, al que García llegó en una camioneta procedente de la hacienda del compositor Ramón "Palito" Ortega, también en Luján, y donde reside desde que en octubre la justicia lo autorizó a continuar allí el tratamiento que durante varios meses realizó en una clínica neuropsiquiátrica.

Vestido con traje y corbata negros y camisa gris, el legendario rockero argentino, de 57 años, abrió el breve show con "Demoliendo hoteles". El repaso por los temas más populares de su repertorio incluyó también a "Promesas sobre el bidet", "No me dejan salir", "Cerca de la revolución", "Influencia" y el popular "No voy en tren", que hizo delirar a un público de distintas edades.

García, de buen humor, se despidió con su versión del himno nacional argentino. Con varios guardaespaldas, se retiró rápidamente del escenario y abordó la camioneta en la que había llegado, acompañado en todo momento por "Palito" Ortega.

La última vez que García pisó un escenario fue en junio del año pasado en la provincia de Mendoza, a unos 1,100 kilómetros al oeste de Buenos Aires. Allí fue detenido por la policía tras pelearse con uno de sus colaboradores y ocasionar destrozos en el hotel donde se alojaba.

También fue acusado por la justicia de posesión de estupefacientes para consumo personal luego de que se halló marihuana y cocaína en su habitación del hotel.

De Mendoza fue trasladado días después a un hospital de Buenos Aires para ser tratado por una neumonía. Los médicos de ese establecimiento dijeron que el artista no estaba en condiciones mentales de decidir sobre su salud y pidieron la intervención de la justicia para que decidiera su internación en una clínica psiquiátrica.

Desde octubre pasado reside en la finca de Ortega, donde realiza tratamiento ambulatorio. A medida que su estado fue mejorando, el artista compuso y grabó temas para un nuevo disco y asistió a varios recitales.

Líder de míticas bandas como Sui Generis, La Máquina de hacer Pájaros y Serú Girán, García es uno de los cantautores más reconocidos del rock latinoamericano.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes