Chino adquirió bronces de YSL pero no quiere pagar

PEKIN (AFP). Un postor chino dio la sorpresa hoy lunes al anunciar que él es el comprador de los dos bronces chinos vendidos la semana pasada en París en la subasta de la colección de arte de Yves Saint Laurent y Pierre Bergé, aunque dijo que no quiere pagar por ellos.

El anuncio es el último capítulo en la saga de las cabezas de rata y de conejo saqueadas hace casi 150 años en el Palacio de Verano de Pekín por tropas francesas y británicas y reclamadas por las autoridades chinas.

"Creo que cualquier chino se hubiese levantado en ese preciso momento... Trato de hacer todo lo posible por afrontar mis responsabilidades", indicó leyendo un comunicado el comprador Cai Mingchao, durante una rueda de prensa en Pekín.

"Pero debo subrayar que el dinero no puede ser pagado", añadió Cai, que dirige una casa de subastas con sede en Xiamen (sureste).

Cai Mingchao ya era conocido en el mercado del arte. En 2006 compró por casi 15 millones de dólares una estatua de Buda de la época Ming, en una subasta celebrada en Hong Kong.

"Desde que se produjo la venta ha habido muchas especulaciones por saber quién era el comprador. Anuncio que el comprador es un chino que debe ser admirado", indicó Niu Xianfeng, cofirmante del comunicado y director adjunto del Fondo de Patrimonio Nacional de China, un organismo que se encarga de recuperar en el extranjero reliquias chinas robadas.

"Queremos subrayar de nuevo, como lo ha hecho Cai Mingchao, que este dinero no puede pagarse", añadió.

Sin embargo, el comunicado no precisó si Cai rechaza pagar porque no dispone del dinero o por una cuestión de principios.

La casa de subastas británica Christie's, organizadora de la venta, indicó hoy lunes en un comunicado publicado en Londres que rehúsa comentar tanto la identidad de los compradores y vendedores como "las próximas medidas (que podría) tomar en este caso concreto".

Según el sitio web de Christie's, el comprador dispone de siete días para pagar el dinero.

Al día siguiente de la venta, el gobierno chino había expresado su indignación, y acusó a Christie's de haber vendido ya en varias ocasiones obras de arte chinas saqueadas.

Ambas piezas subastadas el miércoles en el Grand Palais de París, una cabeza de rata y otra de conejo de unos 40 centímetros de altura cada una, procedían de la fuente zodiacal del Palacio de Verano de Pekín saqueado por soldados franceses y británicos en 1860.

Las dos antigüedades se subastaron por 31,4 millones euros (40,6 millones de dólares).

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada