Chino confesó que engañó para evitar venta de antigüedades

BEIJING (AP). Un hombre de nacionalidad china se identificó hoy lunes como el postor anónimo que emitió la oferta ganadora para comprar dos antiguas estatuas de bronce chinas en una subasta de la casa especializada Christie's y confesó que mintió porque quería evitar la venta de las reliquias.

Cai Mingchao, propietario de una casa de remates, dijo que hizo una propuesta telefónica de 36 millones de dólares por dos piezas de bronce _ una cabeza de rata y una de conejo _ la semana pasada cuando fueron subastadas en París como parte de una colección de propiedad del diseñador de modas francés Yves Saint Laurent.

"Lo que quiero enfatizar es que no puedo pagar este dinero", dijo Cai en una conferencia de prensa en Beijing. "En ese momento, pensé que cualquier chino hubiera hecho esto si pudiera... Yo sólo hice lo que me sentí obligado a hacer", agregó.

El gobierno chino había intentado detener la venta de las reliquias, alegando que deberían ser devueltas, no vendidas.

Sin embargo, el gobierno negó que haya tenido algo que ver con la falsa propuesta.

Las dos esculturas datan de inicios de la Dinastía Qing, establecida por las tribus manchú en 1644. Según el catálogo de Christie's fueron creadas para la fuente del Zodiaco del palacio imperial.

Las esculturas desaparecieron del Palacio de Verano de las afueras de Beijing cuando las fuerzas francesas y británicas lo saquearon e incendiaron a fines de la guerra del opio en 1860. La devastación del palacio de veraneo del emperador, que estaba colmado de tesoros de arte, es considerada por los chinos como una humillación nacional.

El caso expone los retos que enfrenta China al tratar de recuperar numerosos objetos robados hace más de un siglo, cuando ocurrieron saqueos durante la guerra. Las fallidas protestas oficiales contra subastas similares han provocado que empresas estatales y personas adineradas de nacionalidad china participen en la adquisición de las piezas.

Christie's se negó a hacer declaraciones sobre el caso, emitiendo una declaración que dijo: "Nos hemos enterado de las noticias de hoy. Siguiendo nuestra política no comentamos sobre la identidad de nuestros consignadores ni compradores, tampoco comentamos o hacemos conjeturas sobre los próximos pasos que tomaremos en este caso".

Cai, un coleccionista de arte y experto en reliquias, es propietario de Xinheart, una empresa de subastas de Xiamen, una ciudad del sur de China. Asimismo es asesor del Programa de Recuperación de Reliquias Perdidas de China, una organización no gubernamental dedicada a repatriar objetos de arte chinos saqueados. Su falsa propuesta fue hecha al parecer en cooperación con el grupo.

China había protestado por la subasta de las reliquias, pero Christie's mantuvo su derecho de venderlas. Un tribunal francés desechó la demanda de un grupo chino para que detenga la venta.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada