Chris Hemsworth prohibe a Elsa Pataky posar para Playboy

Aunque el matrimonio formado por Elsa Pataky y el actor australiano Chris Hemsworth no ha dejado de irradiar amor y complicidad en los cuatro últimos años, lo cierto es que la pareja podría haber vivido alguna que otra disputa interna relacionada con el rumbo que debería dar la carrera profesional de la madrileña.

De forma más concreta, la artista estaría dispuesta a exhibir su tonificada y espectacular figura en las páginas de la revista Playboy, decisión a la que su marido se opondría tajantemente."Elsa está segura de que posar para Playboy supondría un gran paso adelante en su trayectoria en la meca del cine, un gesto que le ayudaría a conseguir muchos más papeles en grandes producciones de Hollywood.

Sin embargo, Chris tiene muy claro que no va a consentir que medio mundo se recree con el cuerpo de su esposa, ni siquiera le ha dejado explicar las razones que le llevarían a tomar esa decisión. No quiere saber nada del tema y le ha dicho que sería una vergüenza para sus hijos ver a su madre de esa forma", aseguró una fuente a la edición estadounidense de la revista Star.

Desde que iniciara su idílica convivencia con el musculoso intérprete australiano, Elsa Pataky solo se ha dedicado a lucir su fibrosa anatomía y sus abdominales de hierro en las imágenes que publica frecuentemente en su perfil de Instagram, así como en el reciente libro que ha publicado para promocionar las bondades de la actividad física diaria y de la dieta saludable.

Por tanto, si la artista se dedicara a hacer gala de su innegable atractivo con otro fin que el de fomentar la práctica del fitness, no resultaría extraño que la famosa revista para adultos viera disparadas sus ventas en todo el mundo.Esa fue precisamente la estrategia utilizada en 2007 por la revista Interviú para dar un golpe de efecto en el mercado de las publicaciones semanales, aunque en este caso el desnudo frontal que protagonizó Elsa en portada no contaba con su conocimiento ni su permiso.

De hecho, la actriz se encontraba en una sesión de fotos para la revista ELLE -posando de espaldas a la cámara- cuando un sigiloso paparazzi logró captar su firme busto a través de un objetivo de largo alcance. Aunque los responsables de Interviú recibieron inmediatamente una demanda de la indignada intérprete, la Audiencia Provincial de Madrid acabó absolviendo a la polémica cabecera, tras una primera sentencia desfavorable, al concluir que la costa era un espacio "de libre tránsito" en el que no podía restringirse el uso de cámaras fotográficas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes