Chrissy Teigen sigue luchando para aceptar su cuerpo tras ser madre

Meses después del nacimiento de su primera hija junto al cantante John Legend, la modelo Chrissy Teigen se sinceraba en un artículo para la revista Glamour acerca de la depresión posparto que padeció tras la llegada al mundo de su pequeña Luna.

Ahora que ya se ha cumplido más de un año desde el día en que dio a luz, la guapa maniquí ha vuelto a dar toda una lección de franqueza al reconocer que le sigue costando aceptar su nueva silueta tras convertirse en madre, en especial porque la mayoría de sus amigas son espectaculares estrellas de la pasarela.

"Me encuentro en una fase algo extraña en la que siento envidia de esos cuerpos. Miro las redes sociales y veo todas esas fotos, que sé que requieren mucho esfuerzo para hacerlas y que se han conseguido gracias al Photoshop, el Facetune y otras aplicaciones, pero aun así me siento del todo fuera de lugar", reveló recientemente en un evento de Los Ángeles, tal y como recoge el portal Hellogiggles.com.

Afirmaciones así son las que alarmaron en su momento a su marido John, que estaba presente cuando el doctor le comunicó a su esposa que sufría depresión.

Desde entonces, el intérprete supo que necesitaba estar al lado de su mujer para transmitirle todo su apoyo y no dudó en implicarse activamente en todos los aspectos de su proceso de recuperación. En ese sentido, no es de extrañar que Chrissy recurra a él siempre que necesita desahogarse sin miedo a que la juzgue.

"En ocasiones, he llorado con John porque sentía que nunca volvería a tener mi cuerpo de antes. Esa sensación es algo que me ha hecho sentir muy mal, sin lugar a duda. Ya sabes, todo el mundo tiene un culo bonito, curvas, una cintura estrecha... todo el mundo menos tú", manifestó durante el mismo acto.

Todo ello no quita, sin embargo, que la guapa presentadora y modelo tenga la esperanza de poder superar pronto este bache anímico y aceptarse tal y como es. De hecho, Chrissy es una de las pocas personas que puede decir, con conocimiento de causa, que ni siquiera las modelos son 'perfectas'.

"He estado en sesiones fotográficas en las que he estado desnuda con otra gente y puedo decir que todo el mundo tiene estrías. Siempre que veo alguien con una estría le digo: '¡Di que sí, chica!'. Me hace sentir mejor y si hubiera más gente que hicieras cosas así, ¿cuánta gente se sentiría mejor consigo misma?", concluyó Chrissy, quien en el pasado ha compartido orgullosa fotografías en la esfera virtual mostrando las marcas que tiene en el interior de su muslo.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes