Christy Turlington no quiere flores el Día de las Madres

NUEVA YORK, ( AP). Por favor no le manden flores a Christy Turlington Burns el Día de las Madres. Tampoco chocolates, ni tarjetas de felicitación compradas a último minuto.

Alguna manualidad hecha por sus hijos estaría bien, pero lo que realmente quiere es hablar sobre el importante papel que las madres, abuelas y bisabuelas desempeñan en la familia y en comunidades más grandes en todo el mundo.

" Nunca aprecié más a mi propia madre, y a todas las otras mamás, como cuando me convertí en mamá", dijo la modelo y empresaria de origen salvadoreño, cuyos hijos tienen ahora 6 y 8 años.

Su Día de las Madres sin regalos clásicos es un modo de crear conciencia sobre la mortalidad materna y la causa principal de la campaña Every Mother Counts (cada madre cuenta) que fundó en el 2010. También es una manera de regresar a lo básico y, espera, terminar con " todo el ruido" que surge en torno a una fecha en la que según la Federación Nacional de Vendedores Minoristas los estadounidenses gastan 18.600 millones de dólares cada año.

Por lo general, dijo Turlington Burns en una entrevista el miércoles, "sigue la corriente" y le manda a su madre flores o últimamente plantas que pueden crecer en su jardín.

Turlington Burns trabajó con su esposo, el actor y director Ed Burns, para crear un cortometraje en internet con un mensaje social. Reunió a Jennifer Connelly, Kelly Rutherford, Ann Curry, Blythe Danner, Debra Messing y Dayle Haddon, entre otras madres famosas y no tan famosas, para que aparecieran en él.

Prácticamente todos a los que le pidió que participaran lo hicieron. " Conseguí a algunas que dijeron, 'Súper, odio esta fecha y puedo decir que no participo de ella'. Algunos tienen una postura negativa sobre la misma y creo que es por toda esta comercialización".

Turlington Burns dijo que su propia postura no es tan extrema y que disfruta de una comida con su familia, incluidos sus hijos, su hermana, su madre y a veces su suegra. Pero le gustaría que fuera un momento de solidaridad con muchas otras madres, y que todos aquellos alrededor de ellas la apreciaran.

No busca que sea una protesta económica, dijo, y no odia a todos los restaurantes y floristas a quienes les va bien en la fecha. Lo que espera es que haya un cambio de actitud. La modelo dijo que se inspiró en la proclamación pacifista de Julia Ward Howe en el siglo XIX en la cual las madres protestaron por ver a sus hijos y esposos muertos en la Guerra Civil.

Las mujeres se unieron, dijo, y lo mismo podría pasar ahora para llamar la atención hacia las mujeres que mueren por causas relacionadas con el embarazo y el alumbramiento. Every Mother Counts calcula que cada año mueren 360.000.

El cortometraje, publicado en Facebook, es principalmente un mensaje para otras madres, pero espera que éstas lo compartan con sus hijos, parejas y esposos, quienes suelen planear las celebraciones.

" Por eso mi esposo dirigió el corto", dijo. " Él es quien toma la iniciativa ese día".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes