Colección de Lindsay Lohan para Ungaro, un caos

PARIS (AP). Por lo general los diseños suelen superar a los diseñadores, pero en el caso de la colección primavera-verano 2010 de la casa Emanuel Ungaro, las cámaras enloquecieron cuando Lindsay Lohan y Estrella Archs salieron a agradecer al público por su asistencia.

La debilitada pero renombrada casa de modas de París anunció su alianza con la actriz estadounidense hace una tres semanas después de que renunciara el colombiano Esteban Cortázar, el diseñador más reciente de una cadena cada vez más larga.

El joven fue reemplazado por otra joven, la española Estrella Archs y su asesora Lohan, que se ha hecho más famosa por sus visitas a clínicas de rehabilitación (tres veces en 2007) que por sus habilidades en el diseño. Dicho sea de paso, la estrella de "Freaky Friday" tiene su propia línea de mallas, llamada 6126.

Lohan y Archs se tomaron de la mano y se abrazaron cuando subieron a la pasarela para una ovación tras el desfile de modas, que fue más bien una ronda poco entusiasta de aplausos de los periodistas y editores de moda.

De cualquier manera las expectativas sobre el desfile eran pocas, pero para sorpresa de muchos la colección no resultó ser el desastre total que tantos habían pronosticado, casi con gusto. Estuvo llena de los ultra-mini vestidos de fiesta que se han visto en todos los desfiles de París en esta temporada, pero también tuvo algunos trajes muy agradables y accesibles para su uso, que recordaron los mejores días de Ungaro en la década de 1980.

Los diseños más estridentes incluyeron un vestido blanco entallado, que era tan corto que dejaba ver más de lo debido, camisetas elásticas de tubo y un traje que no tenía nada debajo excepto por un top de bikini con un corazón de lentejuelas en el medio.

Para desconcertar aún más al público, muchos modelos tenían versiones más grandes de las lentejuelas en forma de corazón.

Al terminar el desfile irrumpió el caos, cuando todos los periodistas y camarógrafos se abalanzaron tras Lohan. La actriz habló entonces de sus aspiraciones como diseñadora.

"Sí, de alguna manera siempre quise serlo. Esto parece surrealista ahora. No creo que lo haya comprendido todavía, quizá mañana o en una semana", afirmó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada