Comediante David Frye muere a los 77 años en EEUU

LAS VEGAS (AP). El comediante David Frye, cuyas imitaciones de los presidentes Richard Nixon, Lyndon Johnson y otras figuras políticas prominentes lo catapultaron a la fama en las décadas de 1960 y 1970, murió en Las Vegas, confirmó el sábado su familia.

Frye había fallecido el lunes a los 77 años en su casa de un ataque cardiopulmonar, dijo el juez de instrucción del condado de Clark, Mike Murphy.

Según Ruth Welch, hermana de Frye, éste había nacido con genio de comediante, escribía sus propios materiales y se inició con imitaciones de sus vecinos en Brooklyn, Nueva York, donde ambos habían crecido.

"Tenía un ojo para los movimientos de las personas y un oído para las voces de éstas", dijo el sábado Welch a The Associated Press. "Remedaba muy bien los gestos y entonaciones de las personas", apuntó.

Frye actuó ante colegas y club nocturnos en el país así como en programas televisivos como el "Show de Ed Sullivan" y "The Tonight Show" con Johnny Carson.

David Frye alcanzó la cima de la popularidad con imitaciones exageradas de Nixon, al que interpretaba con hombros encorvados y rostro agobiado.

El comediante también dedicó diversos álbums a Nixon antes de que éste renunciara como presidente en 1974 debido al escándalo del Watergate.

Frye, cuyo verdadero nombre era David Shapiro, nació en 1934 en Brooklyn. Sus imitados incluyeron personalidades políticas y del entretenimiento como Hubert Humphrey, George Wallace, William F. Buckley, Walter Cronkite, Kirk Douglas y Howard Cosell.

Welch describió a Frye como un hermano "maravilloso". "Era una persona generosa y un hermano muy bueno en tiempos de dificultades", dijo Welch.

El comediante grabó los álbums "David Frye Presents de Great Debate" en 1980 y "Clinton: An Oral History" en 1998, pero no volvió a alcanzar la fama que había logrado durante los años de Nixon.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada