Continúan interrogatorios por demanda a Reeves

LOS ANGELES(AP). Un paparazzo brasileño que está demandando a Keanu Reeves le dijo a los jurados que no podía recordar haber dado versiones contradictorias de un incidente que involucra al actor y que el fotógrafo dice lo dejó herido de gravedad.

Alison Silva reculó el martes al ser interrogado por el abogado defensor de Reeves y reconoció que fue golpeado por sus colegas fotógrafos cuando tomaba fotos de la cantante Britney Spears anteriormente este año. Esa golpiza se produjo aproximadamente un año después del incidente en el que Silva afirma que Reeves lo golpeó con su automóvil y lo inhabilitó para trabajar.

Silva reconoció que la golpiza lo dejó inconsciente y lo obligó a retrasar una segunda cirugía para repara el daño en su muñeca izquierda que él atribuye al golpe que presuntamente le dio Reeves.

El paparazzo de 28 años psó su segundo día dando su testimonio en torno al incidente y el subsecuente tratamiento al que se sometió. Está demandando al astro de las cintas "The Matrix" y "Speed", bajo el argumento de que lo golpeó con su Porsche en marzo del 2007 mientras Silva intentaba sacar fotografías del actor detrás del volante.

Los jurados el miércoles también escucharon el testimonio de un capitán de bomberos que testificó que Silva se quejó de dolor en la rodilla momentos después de su caída, a pesar de sus declaraciones posteriores a los médicos y el testimonio de que el Porsche de Reeves golpeó su rodilla derecha y que después le dolió.

El capitán también testificó que Silva estaba abrazando su cámara cuando llegaron los paramédicos, contrario al testimonio del paparazzo de que dejó caer su cámara cuando dice que Reeves lo golpeó con su Porsche.

En general, Silva pudo contestar las preguntas de su abogado directamente el martes y el miércoles.

Pero en repetidas ocasiones le dijo al abogado de Reeves, Mark D. Williams, que no podía recordar aspectos del incidente y las declaraciones que hizo al personal de emergencia y a los médicos.

Williams interrogó a Silva sobre haberle dicho a un testigo presencial de que el incidente fue "un accidente", y después presuntamente decirle a un médico de la sala de emergencias que Reeves había acelerado hacia él y luego había intentado darse a la fuga.

De hecho, Reeves permaneció en el lugar, intentó buscar ayuda para Silva y trató de hablar con él tras su caída.

Silva reconoció que nunca respondió a las preguntas de Reeves, pero llamó a un colega paparazzo que llegó a recoger su cámara.

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada