Corte de Apelaciones rechaza abandonar caso de Polanski

LOS ANGELES (AFP). Una corte de apelaciones de California rechazó hoy lunes el pedido de Roman Polanski para que se abandone su caso por abuso sexual de una menor en 1977, por el cual está en prisión domiciliaria en Suiza, pero reclamó investigar "urgente" las denuncias del cineasta.

La defensa de Polanski y los abogados de la víctima Samantha Geimer -que tenía 13 años cuando sucedieron los hechos-, coincidieron el 10 de diciembre en reclamar que se abandonara este caso "por injusto e incorrecto".

Según el abogado del cineasta, Chad S. Hummel, el juez que llevaba el caso hace más de 32 años, Laurence J. Rittenband, discutió con un fiscal indebidamente cómo castigar a Polanski y amenazó con encarcelar al director por un período más largo si su abogado cuestionaba su decisión.

"Pido que se desestime el caso aquí y ahora", insistió el abogado de Polanski al agregar que de lo contrario solicita a la Corte devolver el caso a los tribunales de primera instancia para "examinar un registro de mala conducta verdaderamente sorprendente".

Como sucedió previamente, los fiscales indicaron que Polanski tiene que presentarse en la corte para hacer cualquier reclamo respecto a su caso.

Pero en el fallo del lunes la Corte de Apelaciones del distrito segundo dictaminó que un tribunal inferior no había cometido un error cuando rechazó que el caso contra Polanski fuera desestimado.

Sin embargo, hizo un llamado a una "exploración urgente" de las denuncias de supuesta mala conducta denunciadas por la defensa de Polanski.

"Aunque no hay bases para una ayuda extraordinaria en esto (...) nos mantenemos profundamente preocupados porque estas acusaciones de mala conducta no se hayan dirigido a un tribunal pertinente paea que tome las evidencias y haga una determinación de los hechos de 1977 y 1978", señaló el documentos.

"Las acusaciones de Polanski requieren urgentemente una exploración completa y luego, si así lo indica, acciones que corrijan los supuestos abusos. Exhortamos a todos los participantes en este amplio drama imponer la integridad del sistema judicial por encima del deseo de castigo de cualquier individuo".

Polanski, de 76 años, se escapó de Estados Unidos en 1978 antes de que se pronunciara la sentencia en su contra por sostener "relaciones sexuales ilegales" con una menor de 13 años. Nunca más volvió a Estados Unidos pero fue arrestado en Suiza en septiembre de este año bajo una orden estadounidense.

Después de dos meses tras las rejas, el cineasta pasó a prisión domiciliaria el viernes 4 de diciembre en su chalet de Gstaad, en Suiza, donde tiene que esperar su eventual extradición a Estados Unidos, aunque la resolución de esta decisión luce incierta.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada