Corte decidirá si Polanski puede pelear caso a distancia

LOS ANGELES (AP). Un tribunal de apelaciones de Los Angeles estudiaba hoy jueves si Roman Polanski debe comparecer en persona para sustentar su pedido de que se anule su proceso por la violación de una menor porque juez y fiscales incurrieron en mala conducta.

La apelación comenzó el verano pasado cuando los abogados de Polanski presionaron para que se desestimara en California un caso que tiene pendiente el cineasta de 76 años desde que se fugó a Francia hace tres décadas.

Polanski está confinado a arresto domiciliario en su chalet suizo en el resort de Gstaad, y su libertad está en manos de jueces en ambos países.

Cualquier decisión que tome un panel de tres jueces de un tribunal de apelaciones de California no afectará de inmediato el aprieto actual de Polanski, quien lucha por no ser extraditado a Estados Unidos. Aun así, una victoria en California pondría el asunto ante un juez que ya encontró "mala conducta sustancial" en el caso.

El juez de Los Angeles Peter Espinoza hizo ese dictamen tras ver un documental sobre el caso en HBO, pero se negó a actuar por una doctrina establecida según la cual los fugitivos no tienen derecho a una audiencia en la corte a menos que estén presentes.

Las autoridades buscan a Polanski desde que escapó a Francia en la víspera de su sentencia en 1978 por haber tenido relaciones sexuales con una niña de 13 años.

Fue acusado de servirle a la menor champaña y parte de una pastilla de Quaalude para después violarla durante una sesión de modelaje en la casa de Jack Nicholson en 1977. Inicialmente se le acusó de seis delitos graves, incluyendo violación mediante el uso de drogas, abuso de menores y sodomía. Se declaró culpable de un cargo de coito sexual ilegal.

En julio buscó que se desestimara el caso luego que un documental de HBO reveló nuevos detalles sobre supuestos manejos irregulares entre el juez y un fiscal que dijo que interfirió en el caso. El juez está muerto y el ex fiscal se retractó de sus declaraciones tras el arresto de Polanski.

Los abogados en el caso se negaron a comentar, pero la defensa argumentó en documentos de la corte que los derechos constitucionales de Polanski fueron claramente violados.

"No se ha reportado de otro caso como este", escribió el abogado defensor Chad Hummel. "Ha durado 30 años y ha sido infectado desde el principio por una extraordinaria mala conducta".

La apelación fue presentada cuando Polanski era un hombre libre: dos meses antes de su arresto en Suiza y encarcelamiento como un fugitivo.

La semana pasada comenzó a cumplir arresto domiciliario en su chalet en Gstaad. Está bajo monitoreo electrónico mientras los abogados buscan bloquear su extradición a Estados Unidos.

Los fiscales alegan que el arresto de Polanski camino a un festival de cine donde sería premiado ha hecho innecesaria la apelación porque el director puede volver a California y argumentar su caso en persona. Pidieron sin éxito que la corte rechazara la apelación.

Expertos legales dijeron que se sorprenderían si Polanski prevalece en la corte de apelaciones.

En el exilio, la carrera de Polanski continuó floreciendo. Recibió un Oscar al mejor director en ausencia por la cinta del 2002 "El pianista". Estando aún en Estados Unidos, dirigió clásicos como "Chinatown" y "Rosemary's Baby". Estaba trabajando en una nueva película cuando fue arrestado.

La víctima de Polanski, Samantha Geimer, ha pedido en repetidas ocasiones que se desestimen los cargos contra Polanski. Su abogado presentó una declaración en el tribunal de apelaciones el verano pasado argumentando que la reapertura del caso le ha ocasionado problemas de salud y en su trabajo.

Demandó a Polanski años después que se fugó y el director acordó pagar 500,000 dólares. No está claro cuánto recibió Geimer de ese dinero.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada