Corte oye testimonio de supuesta extorsión a Travolta

NASSAU, Bahamas (AP). Un paramédico que atendió al hijo de John Travolta en las Bahamas amenazó con divulgar denunciar información privada a menos que el actor le pagara 25 millones de dólares, dijo ayer lunes un empleado del artista estadounidense en el juicio del caso.

Ronald Zupancic, un especialista en seguridad que trabaja para Travolta, indicó que comunicó a su jefe la presunta exigencia en los días que siguieron a la muerte del hijo autista del actor en las Bahamas en enero.

Afirmó que el conductor de ambulancia Tarino Lightbourne se puso en contacto con los abogados de Travolta a través de un abogado, el ex senador Pleasant Bridgewater de las Bahamas, quien también está acusado de extorsión.

"Tenía un documento que, él afirmaba, incriminaba a Travolta", atestiguó Zupancic ante el jurado.

El documento, que fue firmado por Travolta, hubiera librado al conductor de ambulancia de toda responsabilidad si la familia se hubiera negado a enviar a Jett Travolta, de 16 años, al hospital en las Bahamas. El actor dijo en su testimonio la semana pasada que inicialmente tuvo la intención de que su hijo fuese trasladado por vía aérea para que recibiera tratamiento en Florida después de sufrir una convulsión el 2 de enero, la cual provocó al final la muerte de Jett.

Pero Jett recibió tratamiento en las Bahamas y se desconoce de inmediato porqué los ahora acusados presuntamente creían que Travolta pagaría por mantener el documento en reserva.

El juicio comenzó el 21 de septiembre y se prevé que dure varias semanas. Es probable que Travolta vuelva a dar testimonio durante el juicio.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes


Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada