Cortés repasa 20 años de flamenco con "Calé"

NUEVA YORK ( AP). Con más madurez pero la misma pasión que le lanzó a la fama, el bailarín de flamenco Joaquín Cortés se sube de nuevo a las tablas para presentar " Calé", un nuevo montaje que repasa dos décadas en los escenarios, justo cuando considera haber llegado "al ecuador" de su vida.

" Los años lo que te dan, sobre todo, es una madurez artística y un saber que obviamente se obtiene con la experiencia", indicó el bailaor español en una entrevista con la AP justo después de aterrizar en Nueva York. " Sigues conservando esa técnica, quizás no tan fuerte como cuando tenías 20 años, pero la sigues conservando, y ahora, lo que le das a todo eso es la madurez. Ya te subes a un escenario como si fuera tu casa".

El bailarín, que cumplió 40 años hace poco, se presentará el jueves en el recientemente renovado Teatro Beacon de la Gran Manzana. La superproducción incluye a 10 bailarinas y 16 músicos y pretende ser una especie de puzzle de todos sus trabajos anteriores: desde " Cibayí" (1992) hasta " Pasión Gitana" (1995), " Live" (2001) y " Mi Soledad" (2006).

La idea, señaló Cortés, es "recoger la esencia de cada obra", aunque no se siga un orden cronológico.

" El espectáculo es algo que surgió natural. No buscaba hacer una retrospectiva de mi trabajo, pero bueno, creo que era necesario después de ya 20 años y en el ecuador de mi vida, hacer un poco de balance", explicó el artista.

¿Por qué " Calé"? La palabra significa " gitanos" en romaní, dice Cortés con un deje de orgullo, mientras habla de cómo los gitanos son nómadas y cómo él lleva su cultura por todo el mundo.

El espectáculo de una hora y 40 minutos demuestra la fusión de estilos que hizo famoso al " Rey del Flamenco", considerado durante años el "enfant terrible" de la danza por su electrizante mezcla de estilo contemporáneo, ballet clásico y flamenco.

Cortés planea llevar su espectáculo a Ciudad de México el 19 de junio y a Puebla el 22.

Nacido en Córdoba, Andalucía, en 1969, Cortés empezó a bailar a los 12 años. Tres años después se incorporó al Ballet Nacional, realizando giras por todo el mundo y llamando la atención de famosos bailarines como Maya Plisetskaya, Sylvie Guillem y Peter Schauffuss.

En 1992 creó su propia compañía y su primer espectáculo, "Cibayí", se presentó en Japón, Francia, Italia, Venezuela y Estados Unidos. Sin embargo, no fue sino hasta 1995 que alcanzó la fama internacional con "Pasión Gitana", un espectáculo que abarrotó estadios y fue visto por más de un millón de espectadores.

El bailaor tenía planeado estrenar " Mi soledad" en el Teatro Palace de Nueva York en el 2006, pero sus presentaciones se cancelaron cuando su madre enfermó de gravedad.

A los 40 años no se plantea un retiro de los escenarios que le vieron crecer. De hecho, " Calé" lo mantendrá ocupado durante los próximos dos o tres años.

" No tengo fecha ahora mismo", dijo el artista. " Tengo muchas ganas, estoy fuerte, me siento bien. Sé que habrá un momento que tendré que retirarme. ¡Pero vamos! Me quedan años todavía para estar ahí".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes