Critican a McCartney por hacerse llevar auto en avión

LONDRES (AP). A veces parece que Paul McCartney no puede hacer nada bien.

El ex Beatle ha sido durante años un promotor de causas ambientales y derechos de los animales. Es tan vegetariano, que ni siquiera calza zapatos de cuero. Pero ahora lo critican porque se hizo llevar un auto japonés a Gran Bretaña en avión, no en barco.

Al principio le habrá parecido una buena idea. El vehículo en cuestión es un Lexus LS 600h que vale 158.000 dólares, un auto de lujo que brinda alto rendimiento y para colmo está rodeado de una aureola "verde" porque usa un sistema híbrido con motor eléctrico cuando marcha a velocidad baja.

Y lo mejor de todo, fue un regalo de la empresa Lexus, auspiciante de la gira de McCartney por Estados Unidos en 2005.

Pero los ambientalistas no tardaron en señalar que el envío del auto por avión carguero eliminó cualquier ventaja ambiental que pudiera derivar del uso del vehículo.

"Es como dar 300 vueltas al mundo en el auto", dijo Gary Rumbold, director de la oficina británica de co2balance, que ayuda a empresas e individuos a medir el impacto ambiental de sus emisiones.

El vocero de McCartney, Stuart Bell, confirmó que el músico recibió el auto y que éste llegó a Gran Bretaña en avión, pero que no haría declaraciones hasta conocer todos los detalles.

David Crouch, vocero de Lexus en Gran Bretaña, dijo que la empresa no haría declaraciones. Aclaró que el LS 600h es un híbrido de última generación fabricado para competir con el Mercedes S Class y el BMW 7 Series.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada