Custodios de Gisele Bundchen a juicio por tentativa de homicidio

PUNTARENAS  ( AFP) - Tres excustodios de la modelo brasileña Gisele Bundchen y del astro de football americano Tom Brady serán juzgados por "tentativa de homicidio" de dos reporteros gráficos, uno de ellos de la Agence France-Presse, informó un tribunal de Costa Rica.

El Tribunal de Puntarenas, sobre la costa del Pacífico, convocó "para la celebración del debate oral y público (...) el 23 de septiembre", en la causa por "tentativa de homicidio contra Yuri Cortez y otro", según una copia de la resolución entregada a la AFP.

El ataque con armas de fuego contra Cortez, reportero gráfico de AFP, y su colega Carlos Avilés, de un diario local, fue perpetrado el 4 de abril de 2009 cerca de la vivienda de la modelo brasileña en el balneario de Santa Teresa de Cóbano, donde se celebraba una fiesta de bodas.

El trío de guardias privados -dos costarricenses y un colombiano- detuvieron en la calle a los dos reporteros gráficos y los obligaron a ir hasta las inmediaciones de la vivienda de Bundchen.

Allí se sumaron dos extranjeros, uno de los cuales dijo ser el estadounidense Tom Brady, que salieron de la residencia y les exigieron la entrega de las cámaras, a lo que los fotógrafos se negaron y emprendieron el regreso a su automóvil.

Cuando habían abordado el vehículo uno de los guardaespaldas disparó contra el vehículo y el proyectil, que ingresó por la luneta trasera, pasó entre los dos fotógrafos, perdió fuerza, pegó contra el parabrisas y cayó dentro del vehículo, según la denuncia.

"Esperamos una condena (de los tres imputados...) contamos con pruebas suficientes para sustentar el hecho ante el tribunal", dijo el abogado de los denunciantes, Víctor Herrera.

Los acusados son los costarricenses Alejandro Valverde, quien se identificó como el jefe de seguridad ese día, y Miguel Solís, así como el colombiano Alexander Barahona, señalado por Cortez como el autor del disparo.

La vida de los periodistas "corrió peligro en ese momento y ellos quieren lógicamente que se haga justicia", subrayó Herrera y recordó que, en una audiencia previa hace casi tres años, los guardaespaldas "insultaron" a los demandantes al ofrecerles 200 dólares para cerrar el caso.

"Estoy contento de que al fin después de más de cuatro años de espera la justicia costarricense lleve el caso a juicio. Ellos intentaron asesinarme y creo que tenemos elementos suficientes para demostrarlo", dijo Cortez, de nacionalidad salvadoreña y quien hoy se desempeña como reportero gráfico de la AFP en México.

"El señor Brady en aquel momento declaró a la revista Sports Illustrated que no pasó nada aquel día. Yo le preguntaría hoy por qué tres de sus guardaespaldas son llevados a juicio si aquel día no pasó nada", agregó Cortez.

Según la convocatoria, el tribunal agendó nueve horas de audiencia para escuchar a las partes y los testigos el lunes 23 de septiembre.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes