Dakota Johnson dejó muy "sorprendido" a su padre cuando le dijo que quería ser actriz

La actriz Dakota Johnson (28) ha dejado muy claro a lo largo de los últimos años -sobre todo con su papel protagonista en la trilogía 'Cincuenta sombras de Grey'- que tiene la determinación y el talento necesarios para triunfar por derecho propio en la competitiva industria del cine, unas habilidades que, pese a que muchos no han dudado en asociar a su destacado linaje familiar, a su padre Don Johnson le resultaron francamente "sorprendentes" en un principio."La verdad es que me sorprendió mucho que quisiera seguir nuestros pasos.

Cuando Dakota estaba a punto de terminar el instituto, tuve una conversación con ella y le pregunté: 'Bueno, ¿has pensado a qué universidades te gustaría ir?'. Y ella me contestó enseguida: 'No voy a ir a la universidad, quiero ser actriz'", ha revelado el inolvidable protagonista de la serie 'Corrupción en Miami'.

"Y claro, tuve que decirle: 'Eso es muy interesante, porque nunca te he visto en una obra del colegio y no has recibido clases de interpretación'. Lo que no sabía en ese momento es que Dakota había estado prestando mucha atención a sus padres durante todos esos años. Estaba aprendiendo la profesión desde dentro. Y vaya que si ha aprendido, creo que es extraordinaria, quizá mejor que sus padres", ha confesado a la revista People.

Para aquellos que todavía no acaben de situar a la guapa intérprete en el espectro de las grandes sagas familiares de Hollywood, hay que recordar que Dakota Johnson es la única hija del matrimonio que en su momento formaron Melanie Griffith -hija a su vez de la icónica Tippi Hedren- y el citado Don Johnson.

Y aunque su progenitor ha estado aprovechando sus últimas entrevistas para deshacerse en elogios hacia Dakota -o para celebrar la buena marcha de su actual relación sentimental con el cantante Chris Martin-, lo cierto es que el actor tampoco ha dudado en confesar que se niega a verla en acción en las cintas basadas en la provocadora saga literaria de E.L. James.

"Nunca querría verla en ese tipo de escenas, pero tampoco vería esas películas si mi hija no estuviera en ella. No son mi tipo. Además, como padre hay ciertas imágenes que no necesitas formarte en tu cabeza. Sé que estoy hablando de fingir y creerte una fantasía, pero no tengo alternativa", ha asegurado en la entrevista.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes