David Beckham teme a las ranas sudamericanas

A la hora de aceptar la oferta para protagonizar un documental sobre una excursión a través de la selva amazónica de Brasil, el exfutbolista David Beckham contaba con que su excelente forma física le ayudaría a soportar las incómodas condiciones de la expedición, pero lo que no pudo prever es que sería su miedo a las ranas, y en especial a las venenosas, lo que acabaría por amargarle la aventura.

"Lo que más miedo terminó dándome es la rana con la que me encontré. Sobre todo porque no soy un gran fan de ellas. Pero además, era una de un color naranja chillón, y ya me habían avisado de que esas eran las más peligrosas. La verdad es que me puse bastante nervioso", admitió el deportista ante las cámaras del documental 'David Beckham Into The Unknown'.

Más allá de su encuentro con el pequeño pero mortífero animal, lo cierto es que David consiguió ofrecer una imagen bastante segura de sí mismo, especialmente durante una de sus acampadas en el "medio de la nada". El marido de Victoria Beckham fue capaz de mantener la calma al ver una serpiente arrastrándose cerca de su saco de dormir, pese a admitir que le incomodaba la idea de no saber qué había a su alrededor.

Sin embargo, a la hora de comparar miedos infundados, el de la esposa del futbolista resulta bastante más irracional que el desagrado que su marido siente por los anfibios. La diseñadora -madre de cuatro hijos, Brooklyn (15), Romeo (11), Cruz (9) y Harper (2)- sufrió más por la idea de que su pareja apareciera ante las cámaras con un peinado poco favorecedor antes que por su integridad física, y no dudó en aconsejarle, antes de su partida hacia Brasil, que llevara un sombrero constantemente. "No sé cómo vas a poder hacerlo, yo ni siquiera puedo visitar países con mucha humedad por culpa de mi pelo, ¿cómo piensas arreglártelas?".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes