David Beckham vuelve a sentir la 'llamada' del fútbol

Cuando alguien ha disfrutado de una carrera deportiva tan fructífera y alabada como la de David Beckham, lo lógico sería pensar que la retirada supone un más que merecido y anhelado descanso, pero este no es el caso del famoso exfutbolista británico, ya que ha vuelto a sentir la "llamada" del fútbol profesional pese a que en la actualidad prepara el desembarco en Estados Unidos del que será su primer club como propietario.

"Cuando te retiras del juego vives un momento muy duro, o al menos así fue para mí. Al principio pasas por un estado en el que disfrutas de tu tiempo libre, pero luego no sabes a qué dedicarte y necesitas urgentemente hacer algo para encauzar tu vida de nuevo. Quiero volver al fútbol, y últimamente he empezado a preguntarme: '¿Podría volver de mi retiro y comenzar a jugar de nuevo?'", confesó el legendario centrocampista en el nuevo documental que protagoniza para la cadena BBC, 'David Beckham: Into The Unknown', que le ha llevado a recorrer buena parte de la selva amazónica brasileña.

Sin duda, el astro del balón es consciente de que a su edad resulta poco probable que un equipo de primera división se interese por contar con sus servicios, por lo que no descarta la posibilidad de volver al terreno de juego luciendo los colores de su propio equipo, ya que acaba de adquirir una franquicia de la liga de fútbol norteamericana (Major League Soccer) que, en pocos meses, le llevará a fundar su propio equipo de fútbol en la ciudad de Miami.

"La verdad es que ni siquiera sé si alguna vez ha existido un propietario de un club que también jugara en el equipo", comentó ante las cámaras en tono jocoso, pero quizás entusiasmado con sus hipotéticos planes.Pese al aura de nostalgia que le envuelve al recordar sus muchos años como deportista profesional, David Beckham tampoco olvida algunos de los momentos más difíciles que tuvo que afrontar en esa etapa, como la polémica que levantó su paso por el Mundial de Francia 98, del que fue expulsado en uno de los encuentros por golpear a uno de sus adversarios argentinos, Diego Simeone."No hay nada más grande o más increíble que un mundial, pero la clave es que puede coronarte o acabar contigo.

En mi caso, todo iba de maravilla hasta que un simple momento cambió mi vida. Un jugador consiguió que perdiera los papeles de una forma estúpida. Era joven y a esa edad cometes errores muy estúpidos. Ese fue mi peor momento, tuve que enfrentarme a toda una catástrofe", concluyó.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes