David Bisbal disfruta de un "necesario" tiempo en familia

El cantante David Bisbal está de vuelta en la península tras una larga temporada recorriendo las Américas y una parada de rigor en Tenerife -a finales de la semana pasada- para asistir a la ceremonia de entrega de premios de la Cadena Dial, donde por cierto dedicó unas duras palabras a su ex Elena Tablada al acusarla una vez más de no haber protegido debidamente el derecho a la intimidad de su hija en común, la pequeña Ella (9).

Pese a la repercusión mediática que tuvo su contundente alegato, con el que volvió a compartir su teoría -refrendada además por medio de una demanda- de que la diseñadora ha venido comercializando con la vida privada de la niña al usarla como arma arrojadiza contra él en programas de televisión y otras entrevistas, el intérprete ha dejado patente ahora su deseo de aislarse del mundanal ruido durante el tiempo que pase en casa.

"Lo necesitaba... ¡Tiempo en familia!", ha escrito el intérprete en su perfil de Instagram junto a una imagen que le retrata en medio del campo y acompañado curiosamente por Ella y dos de sus perritos. Se desconoce si el gesto de incluir a la niña -en un segundo plano y con el rostro difuminado, eso sí- lleva aparejado un sutil mensaje dirigido a su madre, a la que recordaba recientemente que sus reproches nada tenían que ver con el hecho de que ella también la presentara en las redes sociales.

"Yo no he dicho jamás que ni la madre ni la familia de mi hija puedan poner fotos de mi hija. Lo único que quiero es que protejan la intimidad de una menor", explicaba el almeriense en el citado evento y justo antes de resumir sus deseos en dos frases demoledoras: "¡No quiero que hablen de ella! Y que no la asocien a ninguna marca", aseguraba en referencia a una imagen publicada por Elena en la que Ella lucía un vestido de una firma concreta a modo de promoción.

La única respuesta que por ahora ha ofrecido Elena Tablada a la enésima batalla de esta particular guerra vino ayer lunes con unas breves declaraciones en las que afirmaba sentir "vergüenza" ajena ante las a su juicio constantes faltas de respeto que le habría dirigido quien fuera su pareja hace una década. De momento, la socialité prefiere no pronunciarse sobre el devenir de la demanda que interpuso contra ella Bisbal y las posibles implicaciones que tendrá en el caso de que la justicia le dé la razón a su ex.

"Los asuntos de los menores no deben estar en los debates. Hay que tener cuidado. Quiero decir una cosa muy importante: cuando la madre de mi hija va a la televisión a hablar de este tipo de cosas, no lo debería hacer. Yo previamente he tratado de convencerla para que proteja la intimidad de su hija, que no lo ha hecho nunca", aclaraba el artista, quien espera su segundo retoño junto a su actual esposa Rosanna Zanetti, sobre el objetivo final de su decisión de llevar el caso a los tribunales.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes