Debbie Harry confiesa haber sido acosada por dos de sus exnovios

Ser una de las artistas más admiradas y carismáticas de la industria de la música durante décadas le ha reportado grandes éxitos a la vocalista y líder de Blondie, Debbie Harry, pero también le ha llevado a vivir en primera persona una de las caras más crudas de la fama: la que hace referencia a la obsesión desmesurada que los fans más fieles suelen sentir por sus ídolos.Aunque reconoce que el cariño de sus fans ha podido ser desproporcionado en alguna que otra ocasión, lo que de verdad preocupaba en su momento a la artista estadounidense era el carácter posesivo de algunas de sus exparejas quienes no acabaron de asimilar que su romance había llegado a su fin y se dedicaban a acosarla constantemente.

"He tenido varios acosadores. Dos de mis exnovios no entendieron el concepto de 'ex' y eso resultó siendo problemático. En cuanto a mis fans, nunca ha sido nada realmente serio, pero una vez un chico no paraba de escribirme. Tenía bolsas y bolsas llenas de sus cartas. La letra era muy pequeña, así que apenas podía leerlas. Decidí entregárselas a un detective y consiguieron contactar con él. Resultó ser solo un chico que estaba triste después de haber dejado de tomarse sus medicinas y a quien nadie prestaba atención, de modo que me escribía a mí", reveló en conversación con la revista Vice.

Debbie se ha valido siempre de su fuerte personalidad y determinación para poner coto a estas situaciones e incluso para superar problemas de mayor calado: desde la frustrante etapa de separación que vivió su legendaria banda en la década de los ochenta a la enfermedad autoinmune a la que se enfrenta desde hace décadas su excompañero sentimental y también integrante de Blondie Chris Stein.

"Eso es algo difícil de responder porque creo que en realidad soy solo una superviviente, ¿sabes? Cuando algo me asusta mucho, trato de encontrar algún modo de salir adelante. Creo que algunas veces cuando vas en avión y hay turbulencias, eso es algo que me asusta porque no tienes ningún tipo de control", respondió la intérprete al ser preguntada por el momento vital en el que se ha sentido más dominada por el miedo.Hace unos años, la estrella de la música reconocía que el momento de depresión que todos vivieron a finales de los ochenta le llevó a ella y a sus compañeros a abusar de ciertas sustancias, especialmente de la heroína.

A día de hoy, y décadas después de haber conseguido superar esa adicción, Debbie se mantiene incluso alejada del alcohol, algo que no sorprende si se tiene en cuenta la contundencia con la que defiende su postura sobre el carácter engañoso y destructivo de las drogas."Si estás tomando algún tipo de medicación que te han recetado, y es por algo relacionado con la neurología, creo que [las drogas] te pueden ayudar. Si eres solo un amante de la fiesta y estás probando cosas nuevas, puede resultar divertido por un tiempo, ¿verdad? Pero la dependencia en sustancias ilegales le quita la diversión a todo muy deprisa", apuntó en la misma conversación.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes